Psoriasis

Psoriasis

La Psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel caracterizada por placas redondeadas, ligeramente levantadas y cubiertas de escamas nacaradas, que no suele producir molestias mayores y no resulta contagiosa, y que se localizan, preferente, en codos, rodillas, cuero cabelludo y parte baja de la espalda, a nivel del sacro, pero pueden aparecer en cualquier otra parte del cuerpo.

Si bien aún no se conoce la verdadera causa de la Psoriasis, parece estar relacionada con el metabolismo de los lípidos y situaciones de stress. A veces, se ha comprobado una tendencia hereditaria de esta afección.

En ocasiones se observan casos de Psoriasis complicada con artritis (reumatismo crónico).

Generalmente aparece en adolescentes y adultos jóvenes, y, en mayor medida, en personas de constitución robusta.

Las manchas de Psoriasis pueden desaparecer durante ciertos períodos, y raramente desaparecen en forma definitiva, teniendo difícil solución. Sin embargo, puede tratarse la Psoriasis de forma Natural siguiendo los siguientes consejos ycombinando la cura local con el tratamiento general correspondiente:

Régimen dietético  lacto-ovo-vegetariano: Evitar la carne y las grasas animales, los condimentos, el alcohol, el tabaco, el té y el café. Como suministro básico de proteína se usará la leche descremada.

Evitar el estreñimiento y cualquier otra causa que predisponga a la psoriasis, como es el stress, los disgustos o las preocupaciones, así como las emociones intensas.

Tomar, mensualmente durante 10-15 días, una dosis diaria de jalea real y luego descansar el resto del mes.

-Son muy útiles los baños de sol y la administración de vitaminas A (zanahoria) y D (cascarilla de cacao).

-Al ser la psoriasis consecuencia de trastornos hepáticos (es un trastorno del metabolismo lipídico), se obtiene gran éxito utilizando estimulantes naturales para el hígado como la alcachofa o lecitina de soja.

-Además, se tomarán infusiones depurativas de la sangre a base de bardana o rábano negro.

Hidratar bien la piel con aceites vegetales o cremas hidratantes, el aceite vegetal de Argán es excelente para este tipo de pieles pues penetra fácilmente y no obstruye los poros, actuando en las capas más internas, recomendándose especialmente para usar en casos de Psoriasis y otro tipo de problemas relacionados con la piel.

-También ayuda realizar baños completos con agua tibia y una cucharada sopera de bicarbonato sódico y 2 cucharadas soperas de cloruro de magnesio, friccionando con guante de crin para desprender las escamas. Después del baño, friccionar las partes afectadas con zumo de limón y dejarlo secar, antes de aplicar un aceite o crema hidratante.

Recuerde que los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutivos de una dieta equilibrada y un modo de vida sano. No superar la dosis diaria recomendada. Mantener fuera del alcance de los niños. Conservar en lugar seco fresco y seco, y recuerde que es conveniente consultar a su médico antes de tomar cualquier suplemento natural.

Síguenos en Facebook.

Deja un comentario