Obesidad. Aspecto psicológico

Obesidad. Aspecto psicológico

Tradicionalmente, y simplificando mucho, se viene considerando que las causas de la obesidad residen en el consumo excesivo de calorías y en el sedentarismo. Y esto es cierto, que para bajar de peso es necesario cambiar algunos hábitos alimenticios y evitar el sedentarismo (realizar actividad Física).

Sin embargo, tanto para alcanzar nuestro objetivo de peso como para mantenernos en ese peso a lo largo del tiempo, cobra un papel muy relevante el Factor o Aspecto psicológico:

Toda persona con obesidad cuenta con un conjunto de emociones y comportamientos vinculados a la ingesta excesiva de alimentos, siendo cada caso distinto puesto que cada persona se ve influida por diversas causas que llevan a la obesidad (características psicológicas del sujeto, apoyo social, genes, etc).  Todos estos factores son los que influyen en esta enfermedad y esa misma combinación no afecta por igual ni de la misma forma a cada persona, por lo que cobra interés la Individualización del tratamiento de obesidad.

En efecto, pueden existir alteraciones psicológicas que están vinculadas a la obesidad (comer como mecanismo de evasión, depresión, ansiedad, descontrol alimentario con atracanos) y éstas suelen estar interrelacionadas unas con otras y con diferentes matices en cada persona, pero son muy importantes en el momento de establecer el tratamiento de obsidad.

Por tanto, puesto que la etiología de la obesidad es multicausal, el tratamiento deberá abordarse teniendo cuenta aspectos psicológicos, sociales y ambientales (hábitat), genéticos, constitución, grado de actividad y metabolismo (multidisciplinarmente), de forma que no nos centremos exclusivamente en  la pérdida de peso sino que se intente promover: mejorar la calidad de vida del paciente, su estilo de vida menos sedentario promoviendo el ejercicio, una mayor aceptación de la imagen corporal y un cambio de los hábitos de alimentación junto con un programa de seguimiento para evitar posibles recaídas.

Esperamos os guste y ayude.

Síguenos en Facebook.