Hipérico (Hypericum perforatum).

Herbolario Rama te acerca a una Planta asombrosa: Hipérico (Hypericum perforatum), también conocida como hipericón, corazoncillo o hierba de San Juan.

Decimos que el Hipérico lo cura casi todo porque es una planta medicinal con múltiples aplicaciones. En uso tópico, sirve para acelerar la cicatrización de las heridas, en forma de aceite, regenera las heridas y quemaduras.

El aceite que de Hipérico, al poseer propiedades astringentes, ayuda también a tratar las pieles grasas.

Además, en uso interno, es utilizado para tratar depresión leve y moderada, así como casos de ansiedad, pudiéndose tomar la hierba en sí bien como té, en grageas, cápsulas o extractos.

Su compuesto de hipericina ayuda a terminar con la acidez estomacal, reduciendo el malestar estomacal, digestiones pesadas e incluso vómitos o diarreas.

En uso externo, el Aceite Vegetal de Hipérico, es un remedio tradicional que se prepara con la flor del Hipérico. Se pone a macerar las flores de la planta (de dos a cuatro puñados de flores) en un recipiente con aceite de oliva (un litro), se deja al sol y al sereno unos 40 días. Posteriormente se pasa por un colador y se pone en frascos de cristal (mejor opacos).

Aplica el Aceite de Hipérico cuando tengas alguna contusión o golpe, elimina hematomas, es antiinflamotorio y antiséptico.

Es muy útil para los niños pequeños, si les haces friegas en la barriga con aceite de Hipérico les tranquilizas y calmas los dolores abdominales.

Además, tiene efecto antiviral contra virus de herpes, varicela, etc..

Para los deportistas es muy útil, puesto que es muy efectiva para curar golpes, traumatismos, heridas…. Pero también es válido usarlo para animales.

Como puede observarse, de la misma forma que sirve para los golpes físicos, también es beneficioso para los psíquicos, y da una fortaleza que permite sobreponerse a los momentos difíciles.

La infusión de Hipérico.

La infusión de flores secas, se utiliza no sólo para los golpes, sino también para las enfermedades de los nervios, así como para las neurálgias, el nerviosismo y el desánimo, las angustias y el insomnio.

También puede tomarse para las úlceras de estómago, la gastritis y problemas de estómago en general.

Es una tisana muy beneficiosa para los niños que sufren incontinencia de orina, terrores nocturnos y pesadillas.

Sin ser hipnótico, da una buena calidad en el sueño.

La única advertencia es que se aconseja utilizarlo como antidepresivo invernal, no en verano puesto que, por la hipericina, el sol puede hacer salir manchas en la piel, ni tomar si ya está tomando algún fármaco antidepresivo.

Consulte a su especialista médico antes de tomar Hipérico, puesto que no es compatible con otras medicamentos como, por ejemplo, antidepresivos.

Recuerde que los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutivos de una dieta equilibrada y un modo de vida sano. No superar la dosis diaria recomendada. Mantener fuera del alcance de los niños. Conservar en lugar seco fresco y seco, y recuerde que es conveniente consultar a su médico antes de tomar cualquier suplemento natural.

La información contenida en este artículo tiene un carácter informativo y/o divulgativo. Consulte siempre con su especialista.

Deja un comentario