Diabetes y Nutrición

Diabetes y Nutrición

En la presente entrada, vamos a realizar un breve acercamiento a uno de los tipos de Diabetes, la Diabetes Mellitus (Tipo I y II), y hablaremos de Diabetes y Nutrición.

DIABETES

DIABETES

Se trata de un desorden metabólico crónico que se caracteriza por sufrir alteraciones de la secreción y/o en la acción de la insulina que conlleva una elevación persistente de los niveles de glucosa en sangre (hiperglucemia) y alteraciones en el metabolismo de los hidratos de carbono, grasas y proteínas.

Podemos considerar que la cantidad normal de glucosa en sangre en ayunas es de  70 – 110 mg/dl, pudiéndose hablar de Hiperglucemia si esa cantidad es mayor de 110 mg/dl, y  hablamos de Hipoglucemia si es menor 70  mg/dl.

Prevalencia de la Diabetes

Prevalencia de la Diabetes

  • Diabetes Mellitus tipo 1, Insulino Dependiente. Suele comenzar sobre los 10-13 años. Diagnóstico confirmado: antes de los 20 años.
  • Diabetes Mellitus tipo 2, No Insulino Dependiente. Suele responder a una predisposición Genética, o a presencia de Obesidad + Sedentarismo. Aparece después de los 35–40 años, siendo poco frecuente en jóvenes.

Diabetes y Nutrición: Dietoterapia y recomendaciones alimentarias para pacientes con Diabetes:

Los objetivos fundamentales a alcanzar por las personas con Diabetes deben ser:

1-Asegurarse una correcta nutrición: alimentación equilibrada para diabéticos que consiga mantener el nivel de glucosa lo más cercano a la normalidad, con control de grasas y perfil lipídico en sangre, controlando el aporte de colesterol y el aporte de las calorías.

-Aconsejamos el consumo de aceite de oliva virgen y de semillas, y restringir lácteos enteros, carnes grasas, embutidos, mantequillas y margarinas.

-Restricción de azúcares simples y de absorción rápida como azúcar, leche y fruta. Aportar Hidratos de Carbono complejos de absorción lenta (por ejemplo pasta o arroz integrales).

-Aportar alimentos ricos en fibra soluble y Ácidos Grasos Omega-3.

-Control en el consumo de de proteínas de forma que se mantenga un equilibrio entre proteínas animales y vegetales, preferiremos la elección de pescados blancos o carnes magras y lácteos descremados. Tenga en cuenta que, en caso de nefropatía ha de restringirse más el aporte proteico.

-Control en el consumo de Sodio diario.

-Restringir el consumo de alcohol.

2- Mantener el peso adecuado (mantener IMC por debajo de 25).

3- Prevenir la aparición  de complicaciones crónicas.

4- Tratar las complicaciones crónicas que padezca.

5- Mantener hábitos saludables como caminar unos 30 min. al día.

Recomendamos aportar Dietas Equilibradas. Existen métodos sencillos de planificar las comidas y cenas sin necesidad de medir, por ejemplo utilizar el sistema del Plato (de unos 23 cm de diámetro). Se divide el plato en 4 partes iguales y se usa una ¼ parte para cereales y derivados / féculas; ¼ parte para los alimentos proteicos (preferentemente pescado blanco); ½ para las verduras / ensaladas. No olvidarse de ingerir agua, frutas y aceite de oliva.

Sistema Plato

Sistema Plato

Recuerde que los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutivos de una dieta equilibrada y un modo de vida sano.

Recuerde que esta información se emite como meros consejos a efectos informativos sobre cuestiones nutricionales-dietéticas.