Crema de Noche Casera

Herbolario Rama te ayuda a elaborar tu Crema de Noche Casera

Vamos a ayudaros a elaborar vuestra Crema de Noche Casera. Tendrás un tarrito de Crema para utilizar diariamente.

Para elaborar esta Crema de Noche Casera se necesitará Aceite de Oliva. El aceite de oliva es comúnmente utilizado para tratamientos de belleza, proporcionando una barrera para bloquear la humedad. Además, contiene antioxidantes para evitar el envejecimiento prematuro.

También usaremos Aceite de Coco  que ayudará a hidratar bien la piel, mejorando tanto la salud como la apariencia de la piel.

Usaremos vitamina E como antioxidante que repara y protege la piel.  Reduce el proceso de envejecimiento mediante la prevención de daño celular.

La Cera de Abeja Virgen. Es otro ingrediente natural imprescindible por sus numerosas propiedades y ventajas a la hora de hidratar y nutrir la piel. Protege la piel sin taponar los poros, aporta numerosos elementos antioxidantes y, además, no es alergénica.

Para elaborar la Crema de Noche Casera, necesitaremos una olla, otro recipiente para el baño maría, una batidora eléctrica, un palito de madera, recipiente para conservar la crema y, además:

Ingredientes:

60 gr de infusión de planta.
10 gr de cera de abeja (en lámina de cera de abejas de 7×7 cm o en pepitas).
15 gr de aceite de oliva extra virgen.
10 gr de aceite de coco
¼ de cucharadita de vitamina E
6 gotas de aceite esencial de lavanda, árbol de té, limón, naranja, …(opcional).
Como agua podemos utilizar agua de una infusión de plantas como hammamelis, rabo de gato, romero, etc. También puedes usar hidrolatos, agua de rosas…

Elaboración:

1. Derretir al baño maría la cera y aceite de oliva y de coco, a fuego lento (temperatura: 40-50 Cº).
2. En otro recipiente calentar el agua y, al empezar a hervir, añadir la planta para realizar la infusión (opcional, si no se quiere hacer la infusión puede añadirse hidrolato de plantas o agua de rosas).
3. Una vez derretida la cera de abeja, retirar del fuego y añadirlo al agua. Remover bien hasta obtener un líquido lechoso.  Puedes utilizar batidora eléctrica.
4. Añadir la vitamina E y seguir batiendo hasta que la crema esté a punto de espesar.
5. Guardar la crema en tarros de cristal limpios y secos, dejar templar. Cuando esté tibio, añadir a cada tarro las gotitas de aceite esencial y remover con un palillo.

Una vez enfriados los tarros, conservar en nevera para que dure más tiempo la crema.

Síguenos en Facebook.

Deja un comentario