Alcaravea

Alcaravea (Carum carvi)

La Alcaravea es también conocida como hinojo o comino de prado. Tiene propiedades estomacales, tónicas, analgésicas, carminativa (favorece la disminución de los gases), digestiva, diurética, galactógena (aumentan la producción de leche materna), antiséptica, antiespasmódica (previene o calma los espasmos o calambres de los músculos).

Desde la antigüedad, se mastica Alcaravea para quitar el mal aliento.

La Alcaravea estimula la secreción gástrica, regulando las funciones del estómago, desinflamando los intestinos, evitando los cólicos intestinales, estimulando el apetito y facilitando la digestión de alimentos.

Tiene efecto astringente, yendo ideal en caso de diarrea.

Resulta especialmente interesante para las mujeres, puesto que, por su efecto antiespasmódico es recomendada para calmar los dolores de la menstruación (dolor de ovarios).

Además. es un gran antiséptico y diurético. 

Fortalece también el sistema inmunológico aliviando los síntomas del resfriado y ayudando en tratamiento de la bronquitis. En gargarismos, ayuda a aliviar las molestias en caso de laringitis, bronquitis y asmas bronquiales.

Favorece la eliminación de parásitos intestinales en bebés y mujeres embarazadas. En mujeres embarazadas ayuda a aumentar la cantidad de leche materna.

Para hacer la infusión, se toma de 1 a 2 cucharaditas de semillas de alcaravea y el equivalente a una taza de agua.

Hierve el agua y en el momento en que entre a ebullición, añade las semillas de Alcaravea y se hierven 3 minutos. Apagar el fuego y dejar en reposo otros 3 minutos, tapando el cazo. Colar y beber.

Recuerde que los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutivos de una dieta equilibrada y un modo de vida sano. No superar la dosis diaria recomendada. Mantener fuera del alcance de los niños. Conservar en lugar seco fresco y seco, y recuerde que es conveniente consultar a su médico antes de tomar cualquier suplemento natural.

Síguenos en Facebook.

 

Deja un comentario