Ácido Caprílico

Ácido Caprílico.

El ácido caprílico es un ácido graso (AG) de cadena media (AG con una cadena media de 8 Carbonos), una sustancia grasa, orgánica que se encuentra de forma natural en la leche materna y en la leche de coco.

Estructura del AG

Estructura del AG

Tipos de AG

Tipos de AG

Se trata de un AG saturado (Sin dobles enlaces), pues presentan sus átomos de carbono unidos a átomos de hidrógeno. Sin embargo, no debemos confundir el Ácido caprílico con los desaconsejados AG trans o Hidrogenadas (que nutritiva y estructuralmente se suelen confunden con los AG saturados de forma errónea) que se encuentra principalmente en alimentos industrializados que han sido sometidos a hidrogenación (grasas de las patatas fritas, margarina, grasas para freír comerciales o la mantequilla) y que en el organismo aumentan la concentración de lipoproteínas de baja densidad (LDL) en la sangre y disminuyen las lipoproteínas de alta densidad (HDL).

Como todo Ácido graso (lípido), en nuestro organismo cumple las siguientes funciones:
– energética.
– estructural.
– protección de órganos.
– aislamiento del frío.
– regulación metabólica.

Pues bien, el ácido caprílico tiene propiedades antibióticas y antifúngicas, por lo que son usados para alejar los patógenos de la leche (para eliminar bacterias como el E.coli).

Sus propiedades antifúngicas ayudan a disolver la membrana celular de las células de la levadura cándida y restaura la acidez del estomago a niveles normales.

La candidiasis es una infección que afecta al intestino causada por un crecimiento excesivo de colonias de la levadura Cándida albicans que habita en nuestro tracto intestinal. Este aumento de levadura suele ser producido por una bajada del sistema inmune que produce un desequilibrio de la flora intestinal.

El ácido caprílico es utilizado para combatir el crecimiento excesivo de levaduras y hongos en el colon, especialmente de Candida albicans.  Además, ha de eliminarse la ingesta de azúcar de la dieta (alimento preferido de la levadura).

Recuerde que los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutivos de una dieta equilibrada y un modo de vida sano.

Recuerde que esta información se emite como meros consejos a efectos informativos sobre cuestiones nutricionales-dietéticas.

Síguenos en Facebook.