Recomendaciones básicas para casos de Varices

Recomendaciones para casos de Varices

 Las  Varices o venas varicosas (insuficiencia venosa crónica), son venas hinchadas o deilatadas a causa de una acumulación anormal de sangre debido a la debilidad en las paredes y válvulas de las venas superficiales.

Las venas se encargan de realizar el retorno sanguíneo al corazón, yendo el flujo en contra de la gravedad, desde el pie hacia el corazón. Las venas cuenta con unas válvulas que impiden el retorno de ese flujo sanguíneo hacia el pie y facilitan la subida. Si la vena está dilatada, las válvulas no cumplen su función y el flujo se invierte, provocando un aumento de la dilatación y problemas tipo edemas, hinchazón de la pierna o incluso úlceras o flebitis (trombosis de una variz).

Un factor que puede favorecer la debilidad venosa son una alimentación pobre en frutas, verduras y fibra, el sedentarismo, hábitos posturales que dificulten el retorno venoso, la edad, algunos efectos hormonales, la genética…

Por ello, se recomienda fomentar una alimentación adecuada (evitando picantes, alimentos con alto contenido en grasa saturada, evitar la sal usando en su lugar especies o sal de hierbas), beber mucha agua e infusiones (evitando el café y el alcohol), realizar ejercicio diario (natación, andar o ir en bicicleta), dormir con los pies ligeramente elevados, no exponer las piernas al sol, usar geles de masaje frío, aplicar duchas frías a los pies, evitar permanecer con las piernas en la misma postura durante demasiado tiempo (tanto de pie como sentados, por ello, alternar posturas).

Os indicamos unas Recomendaciones básicas como coadyuvantes naturales para usar en caso de Varices:

Coadyuvantes naturales para las varices

Coadyuvantes naturales para las varices