Archivo de la etiqueta: Varices

Hamamelis (Hamamelis virginiana L.)

Herbolario Rama habla de una planta muy interesante de de bonito nombre: Hamamelis (Hamamelis virginiana L.) Para la Pesadez de Piernas.

Hamamelis

Hamamelis

El Hamamelis es una planta ideal para favorecer la circulación sanguínea, por lo que, en uso externo, aplicado el extracto Hamamelis en una compresa, reduce hinchazones, contusiones, hematomas etc, pudiendo reducir incluso hinchazones por esguinces. También es beneficiosa en casos de varices o flebitis.

Al ser astringente produce constricción de los vasos sanguíneos, desinflamando y aliviando la pesadez y el dolor que producen las venas inflamadas, por lo que suele ser utilizada para  casos de dolor de piernas y mala circulación en los pies, moretones, hematomas (cardenales) y para calmar la sensación de ardor que produce las hemorroides. El extracto, Hamamelis puede aplicarse directamente con masajes suaves sobre la zona afectada por las varices, bien directamente o sobre compresas o gasas.

También puede utilizarse, en uso externo, utilizan extracto de Hamamelis en compresas para tratar casos de contusiones o quemaduras dérmicas.

En uso externo, no existen Contraindicaciones.

En uso interno, su consumo prolongado debe evitarse ya que podría ocasionar daños al hígado. También, su uso prolongado puede ocasionar reacciones adversas gastrointestinales (diarreas o gastritis).

Para casos de trastornos de la piel, el Hamamelis ayuda a combatir los problemas de  exceso de grasa en la piel. Refrescará y ayudará a la piel sometida al efecto del sol. Ayudará, además, a las pieles con sarpullidos y picazones. Es portante, por tanto, su uso externo para tratar abcesos, acné, dermatitis atópica, forúnculos, herpes, impurezas cutáneas, urticaria, psoriasis.

Síguenos en facebook.

Centella Asiática.

La Centella Asiática es una pequeña planta que se usa como hierba medicinal en la medicina ayurvédica y en la medicina tradicional china.

Es originaria de Asia, y tiene como nombres comunes: Gotu, Kola, Antanan, Pegaga, …

Centella Asiática

Centella Asiática

Se puede consumir directamente en ensalada y tiene múltiples propiedades medicinales: cicatrizante, antiulcerosas, psiconeurológicas, antioxidantes, antiinflamatorias, emenagogas (susceptible de aumentar la menstruación), angiogénicas (susceptible de formar vasos sanguíneos nuevos a partir de los preexistentes), antimicrobianas, inmunomoduladoras y antimutagénicas

Esta planta posee un factor de longevidad para el cerebro (tiene efecto estimulante de la memoria) y las glándulas endocrinas, estimulando el sistema linfático, eliminando las toxinas y el exceso de grasa.

Además, se utiliza en casos de problemas de la circulación (es tónico venoso, mejorando las varices, las hemorroides, la flebitis y el hormigueo) y problemas de piel (eczema, psoriasis).

Los antiguos indios masticaban dos hojas al día para evitar el envejecimiento, aumentando, además, la producción de colágeno y mejorando la firmeza y elasticidad de la piel.

En nuestra cultura, se conoce, especialmente a la Centella Asiática, por su propiedad para ayudar a combatir la celulitis  y las consecuencias del sobrepeso, ayudando a que los tejidos retomen su forma, función y estructuras correctas originales, eliminando los líquidos de debajo de la piel y entre los tejidos. Por ello se utiliza mucho en cosmética.

Puesta en cataplasma sobre las heridas, la Centella Asiática es un remedio eficaz debido a sus propiedades cicatrizantes, llamándose también “hierba de los tigres” puesto que los cazadores seguían a estos animales que iban en busca de la planta para curarse de sus heridas.

Como siempre, recuerde que es conveniente consultar a su médico antes de tomar cualquier suplemento natural.

Síguenos en Facebook.

Varices

Varices

Las Varices o varicosidades venosas, son venas que han sufrido una dilatación en su estructura, debido a que las venas no son tan fuertes como las arterias y carecen de tejido elástico. Frecuentemente no se ven las Varices, apareciendo unas hinchazones blandas.

Las Varices se clasifican en superficiales y profundas, dependiendo de la circulación de la sangre.

Muy a menudo, después de un embarazo, aparecen hinchadas las venas de las piernas debido a que durante la gestación ha habido un aumento de la presión venosa al comprimir el feto la salida de las venas de las extremidades inferiores, así como al padecimiento del estreñimiento. Sin embargo, esta situación es transitoria, pudiendo desaparecer tras el embarazo. Si a estos síntomas, se añade una predisposición de la persona a la debilidad de las venas, la mujer puede quedar afectada de Varices de forma permanentemente.

Resultado de imagen de hierbas para varices

Otros factores que favorecen la aparición de las Varices son: permanecer de pie, quieto, durante muchas horas; estar sentado con una pierna cruzada sobre la otra; el estreñimiento crónico; las ropas, medias y calcetines muy apretados, etc.

Los principales síntomas que se observan con las Varices son: cansancio de los miembros afectados, adormecimiento, necesidad de tener que moverlos para que la sangre circule mejor, picores, escozor, etc.

Las Varices pueden darse en cualquier parte del cuerpo, siendo las más frecuentes las que aparecen en las extremidades inferiores (puesto que están más alejadas del corazón y tienen que soportar una presión superior). Sigue leyendo

Varices, Hemorroides, Piernas Cansadas.

Hoy en Herbolario Rama haremos un acercamiento a los Problemas Circulatorios: Varices, Hemorroides, Piernas Cansadas.

Varices en Piernas

Varices en Piernas

Un factor que puede favorecer la debilidad venosa son una alimentación pobre en frutas, verduras y fibra, el sedentarismo, hábitos posturales que dificulten el retorno venoso, la edad, algunos efectos hormonales, la genética…, por ello, se recomienda fomentar una alimentación adecuada (evitando picantes, alimentos con alto contenido en grasa saturada, evitar la sal usando en su lugar especies o sal de hierbas), beber mucha agua e infusiones (evitando el café y el alcohol), realizar ejercicio diario (natación, andar o ir en bicicleta), dormir con los pies ligeramente elevados, no exponer las piernas al sol, usar geles de masaje frío, aplicar duchas frías a los pies, evitar permanecer con las piernas en la misma postura durante demasiado tiempo (tanto de pie como sentados, por ello, alternar posturas).

El problema (varices en piernas o hemorroides) puede ser tratado con remedios de fitoterapia, usando plantas que favorezcan la eliminación de líquidos y plantas que mejoren la circulación:

Diente de León, como diuréticos que favorecen la eliminación de líquidos en el cuerpo.

-El Castaño de Indias, aumenta la tonicidad de las venas (vasoconstricción), ayudando a la eliminación de edemas o retención de líquidos en tobillos.

Rusco, planta con más propiedades para solucionar problemas venosos. Vasoconstrictora,
diurética y eliminación de edemas.

Grosellero Negro y Ginko Biloba, para favorecer la circulación sanguínea.

Uña de Gato, fluidifica la sangre disminuyendo la capacidad de coagulación de la misma y mejorando la circulación.

Hamamelis, friegas con agua de hamamelis disminuye el dolor de las piernas y mejora la circulación sanguinea en las piernas; baños de asiento con Hamamelis contribuye a mejorar las hemorroides. Hamamelis contiene flavonoides (que se encuentran de forma natural en frutas, verduras, hortalizas, semillas y flores, así como en la cerveza, el vino, el chocolate, el té verde, el té negro y la soja), siendo cardioprotectoras, es decir protegen el sistema circulatorio. También contiene saponinas (usadas para depurar la sangre).

Vid Roja, mejora la circulación debido a sus taninos (con propiedades de favorecer el retorno venoso) y bioflavonoides (protegen la circulación sanguínea).

-El problema de varices, también puede ser mitigado usando Oligoelementos como Manganeso,  Cobalto o Potasio para ayudar a eliminar líquidos).

Piernas cansadas. Herbolario Rama

Piernas cansadas. Herbolario Rama:

Complemento nutricional con ingredientes naturales que ayudan en caso de mala circulación periférica (varices, hemorroides, piernas candas, tobillos hinchados) y favorece el retorno venoso, protegiendo los capilares sanguíneos.

Contiene hojas de olivo, mirtilo, vid roja, vitamina C, vitmaina E, conezima Q10, bioflavonoides cítricos, zinc, selenio.

 Contiene 20 viales. La dosificación de 1 vial diario.

Remedios caseros para venas varicosas:

-Para trastornos circulatorios, realizar una Tisana o Infusión de vid, hamamelis, melisa (a partes iguales), 3 tazas al día con miel milflores.

Aceite de caléndula: La caléndula, por sus propiedades  antiinflamatorias, alivio del dolor y reparador de tejidos dañados, es una planta con propiedades medicinales excelentes para tonificar y fortalecer las venas.

Preparación: machaca pétalos de la flor y hacer una pasta que se aplicará sobre las piernas. Dejar actuar toda la noche o por el día. Retirar y aclarar con abundante agua. Repetir si fuese necesario. Mantener la caléndula sobre la vena varicosa y mantenerla con una venda o similar.

Hojas de col. La col, al poseer vitaminas A, B1, B2, C, E K, minerales (herro, potasio, magnesio, calcio, fósforo, azufre) y fibra, si se aplica las hojas sobre las venas varicosas podemos combatir el dolor, inflamación y favorecer la circulación sanguínea. Mantener la hoja de la col sobre la vena varicosa y mantenerla con una venda o similar. Este tratamiento puede ser diario.

Aceite esencial de helicriso o siempreviva (helichrysum italicusm) para venas varicosas. Su aceite se extrae de las flores y tienen un gran poder para eliminar la coagulación, combatir la flebitis, activar la circulación, regenera los tejidos y reducir las molestias. Se puede aplicar directamente sobre las varices masajeando suavemente en dirección ascendente.

En Herbolario Rama  puedes encontrar fitoterapia y preparados comerciales para tratar estos efectos, y, recuerda consultar siempre con tu especialista de la salud.

Si quieres saber más sobre el tema pincha aquí: libro.

Siguenos en Facebook.