Archivo de la etiqueta: Plásticos

Materiales en contacto con los alimentos

Materiales en contacto con los alimentos

La legislación Europea hace referencia a cualquier material u objeto en contacto con alimentos, o destinado a estar en contacto con alimentos, o que quepa esperar razonablemente que entre en contacto con los alimentos (Reglamento CE 1935/2004, de 27 de octubre de 2004).

Estos materiales deben ser lo suficientemente inertes para evitar que se transfieran sustancias a los alimentos en cantidades lo suficientemente para poner en peligro la salud humana, o para ocasionar una modificación inaceptable de la composición de los productos alimenticios o una alteración de las características organolépticas de éstos (olor, sabor, textura…). Sin embargo, si un compuesto es inerte se puede producir otro aspecto negativo, la bioacumulación, situaciones que se están presentando con los plásticos o metales pesados que no pueden ser eliminados por nuestros organismos, acumulándose y produciéndose una biomagnificación en la cadena alimentaria.

La transferencia de los componentes químicos de los objetos y materiales en contacto con los alimentos a los alimentos se le conoce como migración. 

La migración se puede producir en cualquiera de las diferentes fases en que el alimento entra en contacto con materiales diferentes:

– En la producción, en relación a la maquinaria, equipamiento, instalaciones, envasado en contacto con el alimento.
– En la preparación, en relación a los utensilios y artículos empleados en la manipulación del almento.
– Durante el consumo, por la vajilla en contacto con los alimentos.
– En el almacenamiento:,por los envases, contenedores, ….

Pues bien, el Reglamento citado de la UE de 2004, tiene como objetivo garantizar el funcionamiento efectivo del mercado interior en relación con la comercialización de materiales y objetos destinados a entrar en contacto directo o indirecto con alimentos, proporcionando al mismo tiempo la base para garantizar un elevado nivel de protección de la salud humana y de los intereses de los consumidores, estableciendo el procedimiento para autorizar el empleo de una determinada sustancia como componente de objetos que van a estar en contacto con los alimentos o que se prevé dicha posibilidad.

Cada tipo de los diferentes materiales presenta características interesantes y también negativas, desde la perspectiva de estar en contacto con alimentos. Eso hace que la industria disponga de diferentes posibilidades atendiendo a aspectos de seguridad alimentaria, de rentabilidad económica, … para su empleo según el tipo de alimento y la tecnología empleada en su producción.

Se determina la existencia de 17 grupos de compuestos de objetos que van a estar en contacto con los alimentos o que se prevé dicha posibilidad, susceptibles cada uno de ellos de desarrollo normativo específico en el futuro:

1) Materiales y objetos activos e inteligentes
2) Adhesivos
3) Cerámica
4) Corcho
5) Caucho
6) Vidrio
7) Resinas de intercambio iónico
8) Metales y aleaciones
9) Papel y cartón
10) Plásticos
11) Tintas de imprenta
12) Celulosa regenerada
13) Siliconas
14) Productos textiles
15) Barnices y revestimientos
16) Ceras
17) Madera

En relación a dichos materiales, debemos atender a la posible migración, asociada a las condiciones de uso, la absorción de agua aumentando la humedad, su estanqueidad, su resistencia a agresiones mecánicas o químicas, la posibilidad de impresión, etc, puesto que en la mayoría de las ocasiones se emplearán diferentes materiales en diferentes partes de los envases o de los objetos que van a estar en contacto con los alimentos para mejorar esos aspectos y prestaciones.

De los distintos materiales en contacto con los alimentos, destacamos los plásticos. Son polímeros de diferentes sustancias que se caracterizan por su maleabilidad, y algunos son estables a la temperatura (termoestables) mientras que otros no.

Los plásticos, como envases o materiales en contacto con los alimentos, presentan las siguientes características positivas:
– Ligereza de peso
– Resistencia a la rotura
– Capacidad de aislamiento (eléctrico, térmico y acústico)
– Manejabilidad y seguridad
– Versatilidad
– Reciclabilidad
– Utilidad
– Sencillez y economía en su fabricación
– Impermeabilidad (humedad, luz, gases)

Actualmente, sobre su relación con su empleo y el contacto con el hombre, no tenemos una clasificación muy definida, manejándose una clasificación asociada a la posibilidad de reciclaje tras su empleo.

En efecto, la Sociedad Americana de la Industria del Plástico de EE.UU. estableció siete grupos de plásticos para facilitar su posterior reciclaje.

En la celebración del primer día internacional de la Tierra, se asociaron estos grupos al símbolo derivado del lazo de Moëbius, en el que se introduce un número, que en ocasiones se amplia con las siglas del plástico correspondiente, indicando el tipo de plástico a los efectos de su reciclado:

 1 – PET o PETE tereftalato de polietileno
2 – PEHD o HDPE polietileno de alta densidad
3- PVC cloruro de polivinilo
4- PELD o LDPE Polietileno de baja densidad
5 – PP Polipropileno
6 – PS Poliestireno
7 – OTROS el resto de plásticos.

Clasificación de plásticos

Clasificación de plásticos

Debido a la presencia de sustancias que tienen efectos negativos para la salud de los  seres vivos, hay algunos tipos de plásticos no se suelen recomendar:

Plásticos a evitar

Plásticos a evitar

La información contenida en este artículo tiene un carácter informativo.

Síguenos en Facebook.