Archivo de la etiqueta: Parkinson

Té Verde

Té Verde (Camellia Sinensis); planta originaria del Sur de China que necesita, para su crecimiento, un clima cálido y húmedo

Solo por curiosidad: el Té Negro y el Té Verde, provienen de las mismas variedades de té, sin embargo, para obtener el Té Negro se realiza un proceso de oxidación de la hoja que no se realiza en el Verde.

El Té Verde contiene Cafeína (llamada para el té, teína), que, químicamente, es la misma que la del café (cafeína), la del guaraná (guaranina) o la del mate (mateína). Sin embargo, el Té contiene menos cafeína que el café y, además, al contener el doble de taninos que el café, la cafeína del  se absorbe o se asimila más lentamente que la del café.

También contiene antioxidantes Polifenoles Catequinas, siendo el Té Verde la única fuente de Epigalocatequina, que es el tipo más antioxidante de Catequina.

También contiene Aminoácidos; Pectinas; Fibras; Vitaminas (C, B…); Minerales (azufre, calcio, hierro…); flavonoides (pigmentos naturales de los vegetales y que protegen al organismo de los daños producidos por sustancias o elementos oxidantes como los rayos ultravioleta, la contaminación ambiental y de sustancias nocivas presentes en los alimentos).

La gran variedad de antioxidantes que contiene, son absorbidos por los tejidos del ojo (incluida la retina), siendo un gran aliado en la prevención del glaucoma y otras enfermedades oculares.

Los polifenoles del Té Verde actúan también en el cerebropreviniendo la enfermedad de Parkinson. Alivia también el cerebro, ayudando a agilizar el pensamiento, a mejorar la memoria, el estado de ánimo y a combatir el estrés.

Al inhibir el crecimiento de las bacterias, ayuda también a reducir el riesgo de enfermedades de los dientes y las encías.

También ayuda a combatir la obesidad, el colesterol, ayudando a disminuir el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular (se ha comprobado que 30 minutos después de beber una taza de Té Verde las grandes arterias del organismo se dilatan, evitándose problemas circulatorios, aterosclerosis…) Sigue leyendo