Archivo de la etiqueta: Mucílago

Psyllium

Herbolario Rama os presenta el Psyllium

El Psyllium  es una planta herbácea del sur de Asia. En Fitoterapia se utiliza la semilla, su cáscara o en polvo.

Contiene mucílago (fibra vegetal viscosa), muy superior al Lino o Linaza (semillas de Lino), que hacen que las heces aumente de volumen y se convierta en una masa suave: 

1. Crea una capa viscosa y protectora que recubre todo el interior del conducto digestivo, ralizando con ello una acción suavizante y antinflamatoria de la mucosa digestiva (beneficiosa para casos de gastritis, úlceras gástricas o duodenales y colitis).

También para casos de diarrea, absorben el exceso de agua del intestino aumentando la viscosidad de las heces y disminuyendo la velocidad del tránsito gastrointestinal. Además, calma la acidez y los dolores de estómago y cólicos y mejora los síntomas de colon irritable.

2. Aumenta el volumen de las heces y las hace más blandas, desplazándose con mayor facilidad por el tracto digestivo, siendo un regulador del intestino retortijones ni irritación, y sin que cree hábito ni provoque pérdida de potasio o sales minerales, es decir, sin ningún efecto secundario indeseable.

El Psyllium o Zaragatona se puede usar continuamente durante meses o años, resultando muy útil en el tratamiento del estreñimiento crónico, previniendo sus consecuencias (Hemorroides o diverticulosis).

3. Coadyuva además en controlar los niveles de colesterol y glucemia en pacientes con diabetes.

Aunque existen preparados que contienen Psyllium, es preferible usarlo de forma natural.  ¿Cómo tomarla?:

  • Macerado de las semillas o polvo: tomar 10 a 30 g/día, repartidos en dos o tres tomas, con abundante agua. Cuando se usan para tratar el estreñimiento se debe tomar en ayunas y, si es necesario, repetir antes de acostarse.
  • Como antidiarreico se aconsejan 40 g/día de polvo o semilla machacada, repartidos en varias tomas, durante 2-4 días.
  • Para evitar los gases que la zaragatona puede producir, se puede combinar con polvo (o una infusión a temperatura ambiente) de semillas de anís o de hinojo.

Así se prepara el macerado: Se tritura una cucharada sopera de semillas, se ponen en medio vaso de agua y se dejan macerar durante media hora. Se toma el líquido resultante del macerado y después otro vaso de agua.

Recuerde que es conveniente consultar a su médico antes de tomar cualquier suplemento natural.

Síguenos en Facebook.