Archivo de la etiqueta: Hidratante

Aceite de Almendras

Aceite de Almendras

El Aceite de Almendras es un Aceite Vegetal ideal para pieles frágiles, secas o irritadas.

Aceite Almendras

El Aceite de Almendras es un Aceite Vegetal es ideal para masajear pieles sensibles, en sienes, manos frágiles, pieles delicadas o con problemas (estrías, agrietadas, irritadas…), nalgas de los bebés, etc. Además, previene arrugas y tiene efecto anti-inflamatorio.

El Aceite de Almendras también puede usarse como desmaquillador natural, pudiendo sustituir cualquier crema de noche. Es muy penetrante, otorga gran luminosidad a las pieles apagadas, fatigadas o desvitalizadas.

Puede aplicarse con la piel húmeda, después del baño o ducha.

Puede mezclarse Aceite Vegetal de Almendras Dulce con Aceite Vegetal de Rosa Mosqueta para mejorar la elasticidad y nutrición de la piel.

Como vimos en la entrada sobre Aceites Vegetales y Esenciales, el Aceite Vegetal de Almendras, pude combinarse con Aceites Esenciales (sinergias). Así, por ejemplo, mezclando una gota de Aceite Esencial de Lavanda en 10 ml de Aciete Vegetal de Almendras Dulce, obtenemos un aceite de masaje relajante, ideal para todos, incluidos los bebés, masajear a tu bebé antes de acostarlo o justo después del baño y se relajará.

El Aceite Vegetal de Almendras es también una buena mascarilla que hidratará tu cabello, aportando brillo y suavidad a cabellos dañados, castigados…Para ello, masajear el cabellos con el Aceite Vegetal de Almendras y cubrirlo durante 1 hora o así. Luego lavar el pelo con tu champú habitual.

Síguenos en Facebook.

Hamamelis (Hamamelis virginiana L.)

Herbolario Rama habla de una planta muy interesante de de bonito nombre: Hamamelis (Hamamelis virginiana L.) Para la Pesadez de Piernas.

Hamamelis

Hamamelis

El Hamamelis es una planta ideal para favorecer la circulación sanguínea, por lo que, en uso externo, aplicado el extracto Hamamelis en una compresa, reduce hinchazones, contusiones, hematomas etc, pudiendo reducir incluso hinchazones por esguinces. También es beneficiosa en casos de varices o flebitis.

Al ser astringente produce constricción de los vasos sanguíneos, desinflamando y aliviando la pesadez y el dolor que producen las venas inflamadas, por lo que suele ser utilizada para  casos de dolor de piernas y mala circulación en los pies, moretones, hematomas (cardenales) y para calmar la sensación de ardor que produce las hemorroides. El extracto, Hamamelis puede aplicarse directamente con masajes suaves sobre la zona afectada por las varices, bien directamente o sobre compresas o gasas.

También puede utilizarse, en uso externo, utilizan extracto de Hamamelis en compresas para tratar casos de contusiones o quemaduras dérmicas.

En uso externo, no existen Contraindicaciones.

En uso interno, su consumo prolongado debe evitarse ya que podría ocasionar daños al hígado. También, su uso prolongado puede ocasionar reacciones adversas gastrointestinales (diarreas o gastritis).

Para casos de trastornos de la piel, el Hamamelis ayuda a combatir los problemas de  exceso de grasa en la piel. Refrescará y ayudará a la piel sometida al efecto del sol. Ayudará, además, a las pieles con sarpullidos y picazones. Es portante, por tanto, su uso externo para tratar abcesos, acné, dermatitis atópica, forúnculos, herpes, impurezas cutáneas, urticaria, psoriasis.

Síguenos en facebook.

Manteca de Karité. Aceite Vegetal Hidratante

Hoy en Herbolario Rama vamos a hablar sobre la Manteca de Karité

El Karité, (Vitellaria paradoxa) es un árbol de las sabanas africanas cuyos frutos o nueces son drupas carnosas (fruto con una sola semilla) y una cáscara fina.

La Manteca de Karité se obtiene, generalmente, a partir de extender los frutos al sol hasta que se sequen, luego se prensan en frío.  Así es como se produce esta  grasa vegetal (Aceite Vegetal) que cuenta con muy importantes propiedades hidratantes.

La Manteca de Karité se utiliza en cosmética para:

Sigue leyendo

Aceite de Coco

Aceite de Coco

El Coco es una fruta tropical obtenida del cocotero (Cocos nucifera L.), siendo la palmera más cultivada a nivel mundial.

El Aceite de Coco Virgen se obtiene mediante presión en frío de la pulpa blanca del coco (endoespermo) sin usar ningún tipo de producto químico. No hay que confundir el Aceite de Coco con el aceite de palma. Aunque ambos provienen del mismo fruto, el coco, estos aceites se extraen de partes distintas del Coco y por tanto tienen propiedades muy distintas. Al contrario que el Aceite de Coco, el aceite de palma se extrae del mesocarpo, que es la capa fibrosa no comestible que se encuentra inmediatamente después de la piel del fruto.

aceite coco

El Aceite de Coco se compone casi al 90% de grasas saturadas, la mayoría de ellas los beneficiosos Ácidos Grasos de Cadena Media. De estos ácidos grasos, aproximadamente el 50% es ácido laúrico. El único alimento natural que contiene más ácido laúrico que el Aceite de Coco es la leche materna. 

Además de su contenido en ácidos grasos saludables, el Aceite de Coco tiene unos altos niveles de proteínas, ácido fólico, vitaminas del grupo B y minerales como el calcio, el magnesio o el potasio, por lo que podemos considerarlo un superalimento.

El Aceite de Coco es un remedio natural utilizado por la humanidad desde hace mucho tiempo, ayudando a la destrucción de los virus, bacterias, reduce las inflamaciones, regenera el metabolismo del hígado, mejora la digestión y cuando se utiliza en la piel fija la cicatrización de las heridas.

El Aceite de Coco pude estar en estado líquido o sólido, dependiendo de la temperatura ambiente (por encima de los 25ºC es líquido, por debajo pasa a un estado sólido parecido al de la mantequilla). Sin embargo, al pasar de un estado al otro, el Aceite de Coco no se degrada ni pierde propiedades, por lo que no preocupa el estado en que lo compremos ni el que usemos para conservarlo, que dependerá de la temperatura en el lugar de almacenamiento (la solidificación del aceite y su licuación son características de todos los aceites vegetales, según sus puntos de solidificación y licuación, que el caso del Aceite de Coco es algo inferior a otros aceites).

Eso sí, se recomienda que, una vez abierto, se conserve en el frigorífico para mantener todo su sabor y propiedades.

Es un aceite algo más caro que el aceite vegetal habitual porque es mucho más complicado subirse a los cocoteros a recolectar cocos que pasar una máquina por un sembrado e ir recogiendo las semillas que se usan para elaborar los aceites vegetales. Sin embargo, el precio no debe asustarnos pues es mínima la merma en la cocina con Aceite de Coco: es un aceite que resiste mucho mejor los cambios de temperatura (no se oxida ni se vuelve tóxico al ser cocinado a altas temperaturas, pudiendo reutilizarlo sin problema, con lo que nos durará mucho más que cualquier otro aceite o grasa vegetal. Por otro lado, dada su consistencia, este aceite se absorbe mucho menos por los alimentos que otros aceites, siendo mínima la merma del aceite al retirar los alimentos de la sartén o freidora.

Debido a su larga lista de beneficios para la salud, el Aceite de Coco se usa principalmente en la alimentación y en la cosmética:

Propiedades como alimento:

Sigue leyendo