Archivo de la etiqueta: enfermedades cardiovasculares

Reishi (Ganoderma lucidum)

Reishi (Ganoderma lucidum)

El Reishi, (Ganoderma Lucidum), es un hongo de oriental, utilizado, por más de cinco mil años, en la medicina tradicional del Oriente (China, Japón, Malasia, etc) por sus características saludables. Se le denominaba el hongo de la eterna juventud al promover la longevidad y mantener la vitalidad del cuerpo.

Ganoderma Lucidum, de nombre vulgar Reishi en Japonés (significa “hongo espiritual”), y Lingzhi en Chino.  Ayuda a darnos más energía y vigor, mayor agilidad mental, fortalece los sistemas Nervioso, Digestivo, Circulatorio, Óseo, Linfático, Cardio Vascular, y sobre todo el sistema inmunológico, elevando las defensas, además de promoviendo el rejuvenecimiento.

Tiene forma de sombrero pardo rojizo y la parte utilizada son los cuerpos fructíferos.

Reishi

Tiene propiedades antitumorales e inmunomoduladoras, estando recomendado el Reishi por la OMS por su acción anticancerígena e inmunoestimulador. Es antiviral, protector hepático, reduciendo las transaminasas y la bilirrubina. Previene las alergias, el alzhéimer y otras patologías neurodegenerativas.

El Reishi posee ácidos insaturados, alcaloides naturales, polisacáridos y minerales (como el Germanio y el Calcio). Es un alimento que nutre el cuerpo para ayudarle a sobreponerse a situaciones de gran desgaste físico y mental. Tiene propiedades que actúan reforzando el sistema inmunológico del organismo, siendo capaz de aumentar la vitalidad y el binestar en general (es un adaptógeno).

Por ello, el Reishi es ideal para deportistas o las personas que pasan por un periodo de mucha actividad, ya que reduce la sensación de cansancio y aumenta la vitalidad.

Su acción antioxidante hace del Reishi un buen aliado en la lucha contra los radicales libres. Sigue leyendo

Avena (Avena sativa)

Herbolario Rama os habla de la Avena (Avena sativa)

La Avena es uno de los cereales que aporta mayores nutrientes al cuerpo humano, aportando energía y fuerza a quien lo consume.

Resultado de imagen de propiedades de la avena

Avena en copos

Se suele copos o en hojuelas de avena. Para ello se la debe eliminar las partes duras y las cascaras denominadas “salvado de avena” que también es un sub producto de alto valor nutricional que concentra una buena fuente de fibra y de nutrientes, como el manganeso, selenio, fosforo, magnesio y zinc.

En efecto, por su contenido en vitaminas (vitamina del grupo B y vitamina E), hidratos de carbono, minerales (magnesio, zinc, calcio, hierro, fósforo, potasio y manganeso), oligoelementos, proteínas de alto valor biológico y aminoácidos (seis de los ocho aminoácidos esenciales, como leusina, isoleusina, treonina y metionina) y nutrientes, es uno de los cereales más consumidos por el ser humano desde tiempos remotos.

En el desayuno, la Avena nos aporta los nutrientes necesarios para afrontar la mañana y, además, nos provoca una sensación de saciedad durante horas (en copos o salvado de avena normal o micronizado).

Este cereal está especialmente recomendado en casos de diabetes pues mantiene más energía y la glucosa de la sangre no aumenta bruscamente, por lo que ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en sangre.  El consumo habitual de Avena reduce el riesgo de padecer diabetes del tipo 2. Sigue leyendo

Lino o Linaza: Ácidos Grasos.

Lino o Linaza: Ácidos Grasos.

Aceite de Lino

Aceite de Lino

Las semillas de Lino cuentan con una gran cantidad de fibra dietética, son la fuente vegetal más rica que se conoce de ácidos grasos Omega 3.

Su cantidad de fibra es superior a cualquier otro cereal, siendo muy útil en dietas para la reducción de peso, para reducir el colesterol y prevenir estreñimiento. El Omega 3 que posee el Lino, supera al del pescado o a cualquier vegetal o cereal.  Contiene 50 por ciento de omega 3, casi dos veces más que el aceite de pescado.

El aceite de Lino, a diferencia de la mayoría de los aceites vegetales, proporciona el ácido linoleico y ácido alfa-linolénico, ambos necesarios para el organismo y deben obtenerse a través de la dieta.

El Lino mejora la calidad del cabello, uñas y piel, ayuda a regular el peso corporal, disminuye el colesterol y la presión arterial y previene el cáncer y la artritis. Además, los ácidos grasos omega-3 contenidos en las semillas de lino ayudan a disminuir la respuesta alérgica.

Por otro lado, las semillas o el aceite de Lino o linaza ayuda a los riñones para eliminar el sodio y agua, mejora la textura y calidad de la piel y también a alivia afecciones de la piel que son causadas por la carencia de ácidos grasos omega-3 en la dieta. Aumenta la vitalidad y energía, dando sensación de calma durante el estrés.

Podéis triturarlas en un molinillo de café las Semillas de Lino e incorporarlas en panes, bollos, bizcochos o en zumos, yogurt, salsas, ensaladas, sopas, etc. También puede tomarlo en forma de aceite (mejor no usarlo para freir o saltear) o las semillas hidratadas.

Sigue leyendo

Lecitina de soja

Lecitina de Soja

Originaria de China, la Soja se introdujo en Europa a comienzos del siglo XVIII. Es una planta rica en lípidos, proteínas y lecitina, siendo uno de los mejores complementos alimentarios que existen, pudiéndose considerar casi un alimento completo.

De sus semillas se obtiene, por presión, un líquido espeso y dorado en el que aparecen mezclados un aceite y la lecitina que se separan por decantación.

La Lecitina de Soja es rica en ácidos grasos esenciales poliinsaturados (indispensables para el organismo), ácidos linoleico, ideal para reducir los niveles de colesterol malo en la sangre, evitando la acumulación en las arterias.

Es, por tanto, una gran ayuda para las personas que sufren de enfermedades cardiovasculares, evitando casos de arteriosclerosis, accidente cerebrovascular y ataque cardíaco.

Contiene la Lecitina de Soja vitaminas A y E (antioxidantes), la carencia de la primera se relaciona con trastornos de la visión y sequedad de piel, la falta de la segunda puede provocar infertilidad y acelerar el envejecimiento. 

Además, la Lecitina de Soja tiene otras propiedades:

Sigue leyendo