Archivo de la etiqueta: Dolor

Kinesiotape y Cross tape

Herbolario Rama aplica Kinesiotape y Cross tape (Vendaje Neuromuscular) como complemento a nuestras terapias

Seguro que has visto a personas con una o varias tiras elásticas, de diversos colores, adheridas (pegadas) sobre la piel. Son Vendas de Kinesiotape o Vendaje Neuromuscular (también llamado Taping Neuromuscular, Kinesiology tape o Kinesiotape).

Existen también los cross tape o spiral tape, vendas cruzadas formadas por cintas cruzadas en forma de malla a modo de parche con forma tipo rejilla.

Ambas son técnicas de origen oriental (Corea y Japón), que el terapeuta coloca en ciertas partes del cuerpo para solucionar problemas y dolores musculoesqueléticos mejorar una lesión.

Ambas se colocan sobre la zona afectada con el objetivo de no limitar el movimiento, puesto que el movimiento y un correcto aporte sanguíneo y linfático contribuyen a la recuperación de la lesión y a eliminar dolores o problemas musculares. Por ello, el paciente puede hacer su vida habitual, acelerándose la recuperación. Son Técnicas muy utilizada para tratar a deportistas puesto que les permite seguir compitiendo y recuperarse más rápidamente de sus lesiones.

A diferencia de los vendajes tradicionales, el Kinesiotape y cross tape tratan problemas en la articulación y/o el músculo, sin restringir los movimientos de éstos.

Concretamente:

Al reducir la presión sobre las terminaciones nerviosas encargadas de detectar el dolor, elimina o alivia los dolores músculoesqueléticos. Ayuda a aumentar la circulación en la zona dolorosa, elimina los desechos tisulares y mediadores inflamatorios acumulados, aliviando el dolor. La analgesia se produce por  el hecho de que la tela del Kinesiotape-cross tape, al formar pliegues cutáneos, aumenta los espacios intersticiales, separa la epidermis de la fascia superficial y profunda contribuyendo a liberar la presión sobre los mecanorreceptores y nociceptores hipersensibles, disminuyendo las aferencias dolorosas. Sigue leyendo

QUÉ ES SHIATSU

Shiatsu, en japonés, significa presión con los dedos. Es una terapia manual japonesa en la que el terapeuta aplica presión localizada en puntos específicos del cuerpo del paciente, aliviando el dolor, regulando las funciones del cuerpo, y, en general, promover la salud.

Hace más de 50 años, el Shiatsu fue reconocido oficialmente en Japón como método natural de sanación. El Ministerio de Sanidad Japonés, define el Shiatsu como “un tratamiento que, al aplicar presión con los pulgares y palmas de la mano sobre determinados puntos, corrige irregularidades, mantiene y mejora la salud y contribuye a aliviar ciertas enfermedades, activando asimismo la capacidad de autocuración del cuerpo. No tiene efectos secundarios”.

Esta tratamiento está basado en los conceptos generales de la medicina tradicional china. El primero es que tenemos un chi o ki (energía vital) que, al interrumpirse o desequilibrarse, crea enfermedad. Si se corrige el flujo del ki, el cuerpo puede nuevamente sanarse. Para que la sanación suceda, el terapeuta desbloquea la energía siguiendo los canales del ki en el cuerpo (llamados meridianos) los cuales tienen puntos específicos en su camino que activan y despejan cualquier bloque energético.

El terapeuta de Shiatsu, por tanto, ejerce presión de manera continua y rítmica a lo largo de cada uno de los meridianos, o en puntos específicos, según la dolencia del paciente, puesto que cada punto controla una o más partes del cuerpo, de manera que, cuando se estimula por presión la energía bloqueada en este punto, se dispersa y el órgano que se quiere estimular vuelve a sanar.

Camilla especial de Shiatsu

El tratamiento de Shiatsu también puede incluir manipulación de las extremidades y estiramientos.

La sesión de Shiatsu puede ser localizada o, preferentemente, de cuerpo entero y durará entre 30 y 50 minutos. El paciente se pone cómodo en una camilla de masaje especial totalmente vestido con ropa cómoda.

Una de las ventajas del Shiatsu es que puede ser recibido por personas de todas las edades, incluyendo mujeres embarazadas, personas con problemas crónicos y después de operaciones e intervenciones médicas, aconsejándose comentar a su médico antes de recibir una sesión de  Shiatsu puesto que no reemplaza el cuidado convencional sino que lo complementa. Además, sirve para prevenir enfermedad.

Relación de dolencias en las que se recomienda usar Shiatsu:

  • Estrés.
  • Problemas de sueño.
  • Espasmo muscular.
  • Dolores de cabeza.
  • Dolor crónico.
  • Desequilibrios hormonales.
  • Fatiga.
  • Irritabilidad.
  • Artritis.
  • Depresión.
  • Lesiones agudas o crónicas.

Árnica

Árnica

El Árnica es un remedio de fitoterapia para tratar el dolor y la inflamación. Por su efecto Analgésico, puede usarse para tratar cualquier dolor, siendo un antiinflamatorio natural. El Árnica actúa aliviando las tensiones musculares y controlando los derrames tras un golpe.

La forma habitual de uso del Árnica es aplicada externamente en formato de aceite, pomada o crema, siendo ideal para curar moretones (tiene propiedad rubefaciente, es decir, de estimular la circulación sanguínea en la zona en que se aplica, por lo que reduce la formación de hematomas), para el cuidado de los goles, esguinces, dolor de músculos, hinchazones y en general, todas las dolencias que tengan que ver con problemas de huesos, tendones o músculos (como, por ejemplo, la artritis reumatoide).

Externamente, se utiliza, por tanto, para casos de golpes o contusiones: previene aparición de hematomas, chichones y, además, disminuye el dolor.

Para casos de congelaciones, si existe ampollas no abiertas, produce efectos antiinflamatorios y antibacterianos, y reduce la sensación de dolor.

También se utiliza en caso de desgarros o distensiones y dolores musculares; moretones en los ojos; esguinces y luxaciones; artritis reumatoide; estrías del embarazo; úlceras no abiertas, eccemas de le piel y acné.

El Árnica podemos utilizarlo, por vía externa, directamente sobre la piel o como base para una serie de aceites esenciales (como la gaulteria).   Sigue leyendo