Salvado de Avena Micronizado.

Herbolario Rama os habla de los beneficios del Salvado de Avena Micronizado.

Sin conservante, aditivos ni colorantes, el Salvado de Avena Micronizado, contiene alto contenido en fibra dietética soluble, teniendo beneficioso efecto regulador y sobre el colesterol.

Esta fibra soluble actúa como una especie de “gel” atrapando una pequeña parte de los azúcares y el colesterol de los alimentos consumidos y evitando que éstos sean absorbidos por el organismo, por ello, es un alimento muy útil en las dietas de adelgazamiento al facilitar el tránsito intestinal.

Disminuye el colesterol malo y aumenta el colesterol bueno. La avena posee fibra soluble que absorbe agua, toxinas y colesterol circulante en sangre.

El Salvado de Avena Micronizado de gran calidad mantiene intactas todas sus propiedades nutricionales ya que se ha cuidado al máximo los diferentes procesos de elaboración (separado del grano, molienda, etc), siendo además estabilizando por métodos físicos para evitar procesos de encarecimiento.

Su elevado contenido en fibra dietética soluble hace de él la mejor elección para aquellas personas que desean aumentar la ingesta de fibra en la dieta diaria de una forma cómoda y natural, puesto que tiene un beneficioso efecto regulador, sin irritaciones ni dependencias, sobre el tránsito de los alimentos, la absorción de glucosa y la eliminación del colesterol por arrastre de las heces.

En cuanto se ingiere, el salvado de avena se mezcla en el bolo alimenticio. Si la comida se acompaña con una bebida (agua, té, refresco light, etc.) sus fibras solubles se inflan con el líquido produciendo un potente efecto saciante, aumentando hasta 22 veces su tamaño. 

Previene las hemorroides. Atenúa el riesgo de sufrir algún tipo de cáncer (colon, próstata, útero y mama). Previene la diverticulitis (hinchazón en la pared intestinal). Facilita la digestión (bastante recomendable en casos de úlceras en fase de remisión). Actúa favorablemente en casos de nerviosismo, estrés, insómnio y fatiga. Acelera el metabolismo.

Pero, cómo consumir el Salvado de Avena Micronizado? Simplemente puedes echarlo en la leche o en un yogur, mezclarlo con queso batido, o empanar un filete de pollo o unas albóndigas. También puedes elaborar recetas como base para tartas, arroz con leche, panes, tortitas, galletas, bizcochos, magdalenas, pizzas, empanadas…

Os proponemos un par de recetas para preparar con Salvado de Avena Micronizado:

Crepes de Salvado de Avena Micronizado:
Ingredientes:

6 cucharadas pequeñas de Leche Desnatada o leche vegetal de avena.
1 cucharadas pequeñas de Stevia en líquido
2 cucharadas pequeñas de Salvado de Avena micronizado.
1 sobre levadura Royal
1 Huevo

Elaboración: Batir todos los ingredientes bien batidos. Echar una capa fina en el molde (silicona) y al microondas (si es pequeña: 1 min a 800 w; si es más grande: 2 min. a 1000 w).

Una vez hecho, poner, si queréis, canela en polvo.

Croquetas de Pescado con Salvado de Avena Micronizado. 

Ingredientes:

500 gr. de merluza (sin espinas)

Gambas al gusto

½ vaso de leche desnatada o vegetal en polvo

8 cucharadas de maizena

8 cucharadas de salvado de avena micronizado

8 cucharadas de leche en polvo
Sal
Desmigamos la merluza y cortamos las gambas en trocitos pequeños. Mezclarlo.
Mezclar la maicena, el salvado de avena y la leche en polvo.

Añadimos

a la merluza la mezcla anterior y la sal.  Amasaremos hasta hacer una masa compacta (está lista cuando no se pegue a los bordes del bol).
Después hacer la forma de las croquetas y las rebozaremos en huevo previamente batido.
Pueden freirse en abundante aceite o poner al horno a 150º durante 1/2  hora más o menos.

Síguenos en Facebook.