Reishi (Ganoderma lucidum)

Reishi (Ganoderma lucidum)

El Reishi, (Ganoderma Lucidum), es un hongo de oriental, utilizado, por más de cinco mil años, en la medicina tradicional del Oriente (China, Japón, Malasia, etc) por sus características saludables. Se le denominaba el hongo de la eterna juventud al promover la longevidad y mantener la vitalidad del cuerpo.

Ganoderma Lucidum, de nombre vulgar Reishi en Japonés (significa “hongo espiritual”), y Lingzhi en Chino.  Ayuda a darnos más energía y vigor, mayor agilidad mental, fortalece los sistemas Nervioso, Digestivo, Circulatorio, Óseo, Linfático, Cardio Vascular, y sobre todo el sistema inmunológico, elevando las defensas, además de promoviendo el rejuvenecimiento.

Tiene forma de sombrero pardo rojizo y la parte utilizada son los cuerpos fructíferos.

Reishi

Tiene propiedades antitumorales e inmunomoduladoras, estando recomendado el Reishi por la OMS por su acción anticancerígena e inmunoestimulador. Es antiviral, protector hepático, reduciendo las transaminasas y la bilirrubina. Previene las alergias, el alzhéimer y otras patologías neurodegenerativas.

El Reishi posee ácidos insaturados, alcaloides naturales, polisacáridos y minerales (como el Germanio y el Calcio). Es un alimento que nutre el cuerpo para ayudarle a sobreponerse a situaciones de gran desgaste físico y mental. Tiene propiedades que actúan reforzando el sistema inmunológico del organismo, siendo capaz de aumentar la vitalidad y el binestar en general (es un adaptógeno).

Por ello, el Reishi es ideal para deportistas o las personas que pasan por un periodo de mucha actividad, ya que reduce la sensación de cansancio y aumenta la vitalidad.

Su acción antioxidante hace del Reishi un buen aliado en la lucha contra los radicales libres.

El Reishi también ha sido recomendado tradicionalmente para los problemas como el insomnio, la ansiedad y el estrés.

Se le considera reductor del colesterol, por lo que ayuda ante enfermedades cardiovasculares.

También se ha utilizado para combatir afecciones del hígado: El hongo Reishi se suele usar en China para el tratamiento de problemas del hígado como las hepatitis y la cirrosis.

Colabora en la lucha contra las enfermedades de origen alérgico (asma y las dermatitis).

También es adecuado para personas con mala circulación sanguínea, ya que el  hongo Reishi reduce la formación de trombos y coágulos en la sangre.

En Japón se han realizado estudios del hongo Reishi comprobado científicamente que posee efectos antitumorales. Ayuda a disminuir los efectos negativos de los tratamientos de quimioterapia (vómitos, nauseas o agotamiento físico, por ejemplo) gracias a los polisacáridos que posee (Beta-D-glucano) que fortalecen el sistema inmunológico. Además, es preventivo del posible desarrollo de tumores malignos.

Como siempre, precaución en su uso por mujeres embarazadas o en periodo de lactancia (solo usar bajo prescripción médica), así como por personas que estén tomando anticoagulantes. Recuerde que es conveniente consultar a su médico antes de tomar cualquier suplemento natural.

Síguenos en Facebook.