Infusiones Digestivas.

Infusiones Digestivas: Hinojo, Comino y Orégano/ Ortiga y Hierba Luisa/ Anís Verde, Hierba Luisa e Hinojo/ Menta Poleo/ Manzanilla.

No siempre el abultamiento del estómago se debe a grasa acumulada ni a sobrepeso. En la mayoría de los casos son los gases los que tienen la culpa. Podemos hacernos infusiones que nos ayudarán a evitar o mitigar los gases. Tomar una infusión de alguna de estas variedades después de comer nos ayudará a estar perfectos:

Tisana de Anís Verde, Hierba Luisa e Hinojo. La mezcla de estas tres plantas nos ayudará a eliminar el exceso de gases producido por una digestión pesada o por la fermentación de alimentos.

-Algo similar hará la menta poleo.

Tisana de Hinojo, Comino y Orégano. El hinojo ayuda a la expulsión de gases y tiene a la vez propiedades antisépticas, por tanto puedes usarlo también en caso de diarrea y si hay riesgo de parásitos intestinales. El comino ayuda a expulsar los gases y a la vez resulta sedante y diurética. Añádelo a los platos con fama de flatulentos (legumbres secas, féculas, coles…). El orégano, además de facilitar la digestión y expulsión de gases, actúa como diurético y facilita el trabajo del hígado. Añádelo a tus platos de pasta

-La manzanilla es un clásico a la hora de conseguir realizar una buena digestión y evitar el exceso de gases en el vientre,

Tisana de Ortiga y Hierba Luisa.

Preparación de la infusión:

Como regla general se debe de utilizar la cantidad de planta por taza (de una a dos cucharadas pequeñas colmadas de la planta seca y troceada por taza). Si se quiere preparar una tetera, hay que adaptar la cantidad de la planta de acuerdo con el volumen de agua que se vaya a utilizar.

-Calentar el agua hasta que llegue al punto de ebullición. No dejar que siga hirviendo.

– Verter el agua en un recipiente (tetera o taza) y añadir la planta. Es cómodo usar filtros de papel o infusores especialmente concebidos para infusiones.

– Tapar la infusión. Es importante taparla para que no se evapore ni los aceites esenciales ni los principios activos de la planta que se esta usando.

– Dejar reposar. Cada planta lleva un tiempo individual de reposo, generalmente entre 10 y 15 minutos.

– Retirar el filtro/infusor con las plantas o colar.

Si puedes, mejor evita endulzar la infusión. Si no puede prescindir de ello, opta preferiblemente por el uso de edulcorantes naturales, tales como el azúcar sin refinar, fructosa o miel.

Cómo preparar una infusión helada:

Durante el verano, cuando las altas temperaturas hacen que nuestro cuerpo nos pida bebidas más refrescantes, se pueden preparar las infusiones a modo de Té helado:

•    Preparar la infusión tal y como describimos arriba, pero en vez de preparar solo una taza, se prepara la cantidad que se beberá durante el día (3/4 l. o 1 l.) es importante asegurarse entonces que la cantidad de la planta es la equivalente a la cantidad de agua.

•    Una vez preparada la infusión y tras el tiempo de reposo (como siempre tapada para que no pierda las propiedades), dejar enfriar al aire para posteriormente introducirla en el frigorífico.

•    Servir con hielo y si se quiere, con algo de limón.

 

Deja un comentario