Quinoa o Quinua, el cereal sagrado

Herbolario Rama te acerca a la Quinoa o Quinua, el cereal sagrado

La Quinoa, grano originario de los Andes, es uno de los tesoros más valiosos heredados de las culturas precolombinas. Ha formado parte de la alimentación diaria de las culturas de incas, aztecas y mayas con anterioridad a la colonización española, constituyendo su alimento básico durante miles de años hasta la llegada de los conquistadores, que sustituyeron el cultivo de Quinoa por el del maíz y patatas.

La Quinoa es un pseudocereal (entre semilla y cereal), no contiene gluten, por lo que puede ser consumida por personas que tienen celiaquía o intolerancia al gluten.

Su bajo índice glucémico, hacen ideal la Quinoa para personas con diabetes o que desean adelgazar comiendo sano. Al mismo tiempo, nos ayudará a controlar los niveles de colesterol en sangre, ya que su fibra y sus ácidos grasos insaturados favorecen el perfil lipídico en el organismo, siendo cardiosaludable.

La Quinoa es considerada el mejor alimento de origen vegetal para el consumo humano, siendo uno de los alimentos más completos. Por su extraordinario valor nutritivo, fue elegida por la NASA para integrar la dieta de los astronautas en los vuelos espaciales de larga duración.

Por su fácil digestibilidad, la Quinoa es considerada el cereal reconstituyente por excelencia, ideal para ser utilizado por toda la población y, especialmente, en la alimentación de enfermos convalecientes o niños con síntomas de desnutrición crónica. Está muy indicada la ingesta de Quinoa en personas vegetarianas, niños y mujeres embarazadas, así como en aquéllas que realizan grandes esfuerzos físicos: atletas.

La Quinoa tiene alto contenido de proteínas (con una decena de aminoácidos esenciales que el organismo humano no es capaz de sintetizar por sí mismo: lisina, que juega un papel importante en el desarrollo del cerebro y en el crecimiento y se asocia a la inteligencia y a la memoria, metionina, de extraordinaria importancia para el metabolismo de la insulina, arginina e histidina, muy apropiados para la alimentación infantil), ácidos grasos omega 6 y omega 3, minerales como el potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc, fibra, calcio, carbohidratos y vitaminas (vitamina E antioxidante y las del grupo B).

El sabor de la Quinoa recuerda al del arroz integral, si bien, su textura recuerda más bien al cuscus.

¿Cómo cocinar la Quinoa?: Antes de cocerla, ha de ser lavada con abundante agua para retirar la saponina que protege el grano del ataque de parásitos o insectos, debiendo frotar sus semillas suavemente con las manos, bajo el agua, para retirar la capa de saponinas.

Una vez lavada, se cuece igual que el arroz: poniendo 2 medidas de agua/caldo por una de Quinoa. Cuando arranque a hervir el agua/caldo, añadir la Quinoa, añadir una pizca de sal y bajar el fuego al mínimo y tapar la cacerola, dejando unos 15 o 20 minutos sin remover. Colar, y listo para usar.

Una vez lavada, también se puede tostar la Quinoa en una sartén con aceite, removiendo constantemente. Una vez dorada, cocerla como se indicado anteriormente, de este modo la Quinoa adquiere un sabor que recuerda al de las nueces.

La Quinoa así preparada, podemos utilizarla en cualquier plato: hamburguesas, ensaladas, pasteles, salteados o, como la avena, en el desayuno.

Receta de Ensalada con Quinoa y pollo.

Ensalada con Quinoa y Pollo

Ensalada con Quinoa y Pollo

Ingredientes: 250 gr de pechuga de pollo, 100 gr de Quinoa, 2 tomates, 2 ramas de apio, 1 pimiento rojo, 4 aros de rulo de queso de cabra, 2 limas, 1 cucharadita de vinagre de manzana, 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, perejil fresco, tomillo, romero, sal y pimienta negra.

Elaboración: Preparar la Quinoa como hemos indicado antes y cocer también la pechuga de pollo en agua con algo de sal. Escurrir y enfrirar.

Lavar las verduras y cortarlo en tacos. Mezclar todo en una fuente.

Poner pimienta negra molida al pollo y añadir a la fuente de las verduras junto con la Quinoa. Agregar el perejil picado y el queso de cabra. Mezclarlo todo.

Por último, en En un cuenco, mezclar el zumo de las limas, el vinagre de manzana y una pizca de azúcar. Repartir en la ensalada y sazonar al gusto con el tomillo y el romero. Mezclar bien. Dejar reposar en la nevera y listo para tomar. Exquisito!!.

Por todas sus propiedades (superiores a nuestros cereales: arroz, trigo o maíz), la Quinoa es un tesoro olvidado que conviene recuperar e introducir en nuestra alimentación.