Quinoa: Cereal sagrado.

Herbolario Rama te presenta la Quinoa: El pseudocereal procedente de los Andes. Es considerado “Alimento de los Dioses”.

 La Quinoa (también llamada Quinua, Kinua y Chenopodium quinoa: “cereal madre” en la lengua quechua) se cultiva en  el altiplano boliviano desde la época de los Incas, tratándose de un grano redondo semi aplanado de color blanco amarillento.

La Quinoa es considerada por la FAO y la OMS como un alimento único dado su altísimo valor nutricional.

Se trata de un pseudocereal que aporta al organismo gran cantidad de proteínas  (puede sustituir a las proteínas de origen animal) y, además, de calidad, aportando al organismo aminoácidos esenciales como Isoluecina, Leucina, Lisina, Metionina, Fenilalamina, Treonina, Triftofano y Valina.


Aporta también  
ácidos grasos omega 6 y omega 3y una menor cantidad de Hidratos de Carbono que cualquier otro cereal.

La Quinoa posee mayor contenido de minerales que cualquier otro cereal, aportando, principalmente, Fósforo, Potasio, Magnesio, Hierro, Zinc y Calcio, así como vitaminas del grupo B y vitamina E (antioxidante).

También aporta fibra al organismo.

Es un alimento libre de Gluten, por lo que puede ser consumido por personas celíacas (alérgicos al gluten).

Se cocina en 15 a 20 minutos y puede ser utilizado en una gran variedad de platos desde el desayuno hasta el postre. Por la mañana puedes tomarlo como cualquier cereal de desayuno mezclándolo con pasas, canela, un toque de sirope de arce o ágave y un plátano en rodajas. Para el almuerzo, en ensalada o servido junto con frijoles negros y vegetales salteados.

Consejos para su consumo:

La Quinoa  debe lavarse antes de cocerla para eliminar la saponina que contiene (glucósidos que tienen propiedad de hacer espuma con el agua), por ello hay que enjuagar unos segundos bajo el chorro de agua fría. Veremos que hace espuma (por la saponina). No dejar en remojo más de unos minutos pues esa saponina se despositaría de nuevo en su superficie y no lograríamos eliminarla.

Para cocer la Quinoa  utiliza tres partes de agua o caldo por una parte de grano. Poner a fuego medio durante unos 15 minutos, o hasta que el grano se convierte en transparente. Luego apagar el fuego y dejar reposar un rato.

Si lo prefieres puedes tostar los granos en una sartén antes de cocerlos para darles un sabor a nuez.

 

 

Deja un comentario