Manteca de Karité. Aceite Vegetal Hidratante

Hoy en Herbolario Rama vamos a hablar sobre la Manteca de Karité

El Karité, (Vitellaria paradoxa) es un árbol de las sabanas africanas cuyos frutos o nueces son drupas carnosas .

La Manteca de Karité se obtiene, generalmente, a partir de extender los frutos al sol hasta que se sequen, luego se prensan en frío.  Se trata de un aceite vegetalque cuenta con muy importantes propiedades hidratantes.

La Manteca de Karité se utiliza en cosmética para:

  • Proteger contra la sequedad de la piel, hidratando piel y cabello.
  • Proteger contra eritemas solares (inflamación de la piel caracterizada por manchas rojas).
  • Prevención y tratamiento para el envejecimiento cutáneo, estimula el metabolismo de las células y previene las arrugas.
  • Acción cicatrizante de las heridas, tratamiento de dermis escamosas, manos secas y agrietadas, tratamiento de úlceras , eccemas, psoriasis.
  • Humectante natural. La Manteca de Karité ayuda a humectar zonas específicas, como por ejemplo codos, talones o manos.

Es muy útil usarla al principio del embarazo, aplicándola en el vientre y las caderas.

Para los bebés es ideal en caso de piel seca o estropeada.

En general, a cualquier edad, la Manteca de Karité es un aliado para aplicar cuando haya necesidad de reparación de los tejidos.

Además de hidratar, la Manteca de Karité tiene propiedades protectoras contra radiaciones UVA y UVB (protegiendo la piel de agresiones externas como del solo o viento).

Para el Rostro: previamente ha de realizarse una limpieza de cutis. Después se lava con agua fría la cara y se seca con pequeños golpecitos de toalla. Aplicar una almendra de la Manteca de Karité con los dedos de las manos, incidiendo en los pliegues, frente y párpados, en movimiento de abajo hacia arriba hasta que la piel absorba completamente la manteca.

Para el Cuerpo: Después del baño, aplicar una o más almendras de Manteca de Karité sobre el cuerpo  masajeando de forma circular en sentido de las agujas del reloj y de abajo hacia arriba. Incidir, sobre todo, en zonas ásperas como codos o talones.

Para el Cabello: Se aplicará sobre todo el pelo seco, masajeando las puntas. Envolver el cabello con una toalla caliente y dejar actuar unos 20 minutos (si se puede, mejor dejar actuar toda la noche). A continuación lavar el cabello con un champú suave.

Para la cara y el cuerpo, aplicar una almendra (o más para el cuerpo) de manteca de karité masajeando de abajo hacia arriba.

La Manteca de Karité sólida se derrite con facilidad en las manos antes de su aplicación, si bien, también puedes fundirla al baño maría para elaborar bálsamos o mascarillas. Tiene propiedades protectoras, emolientes, regenerativas y nutritivas.

 

 

Consejos:

Síguenos en Facebook.

Deja un comentario