Levadura de Cerveza

Levadura de Cerveza

La Levadura de Cerveza es un hongo unicelular que no debemos confundir con la Levadura de panadero. Como suplemento dietético, la Levadura de Cerveza se seca a altas temperaturas para que no se fermente y proporciona al organismo, entre otras, altas cantidades de proteínas y vitaminas del grupo B, ofreciendo innumerables beneficios para nuestra salud, por lo que está indicada, con carácter general, para personas que llevan a cabo actividades físicas o psíquicas exigentes (deportistas, estudiantes y adolescentes), así como para personas de edad avanzada, personas que siguen dietas de adelgazamiento bajas en calorías, y vegetarianos estrictos o veganos, colectivos éstos que pueden correr mayor riesgo de sufrir carencias o déficit alimenticios que pudieran desencadenar en distintos trastornos en el organismo.

Entre sus nutrientes, la Levadura de Cerveza, contiene gran cantidad de proteínas, más que la soja y que la carne, contando con todos los aminoácidos esenciales, como triptófano y lisina.

Además, la Levadura de Cerveza contiene vitaminas del grupo B, vitaminas que ayudan a metabolizar determinados nutrientes y son imprescindibles para mantener en buen estado el sistema nervioso e inmunitario. 

Destaca también la Levadura de Cerveza por el aporte de carbohidratos, ácidos grasos insaturados y lecitina, ayudando, por tanto, a regular los niveles de colesterol y triglicéridos.

Por su riqueza en minerales, como el cromo y el hierro, y su bajo contenido en sodio, hace que la Levadura de Cerveza sea aconsejable para personas diabéticas, con hipertensión y previene estados anémicos.

Además, ayuda a afrontar períodos de nerviosismo o estrés, a combatir el estreñimiento, contribuye a fortalecer el cabello y las uñas, ayuda para recuperarnos de heridas, eccemas, quemaduras u otros problemas de la piel

Dadas sus propiedades nutricionales, su capacidad para regenerar los tejidos y su contenido en ácido fólido, la Levadura de Cerveza suele recomendarse durante el postparto y el período de lactancia.

Se puede consumir la Levadura de Cerveza en polvo o en copos (añadirlos al yogur, batido, zumo, ensalada, cereales, legumbres…), aunque también se puede consumir en forma de cápsulas o comprimidos si su sabor te resulta desagradable.

La Levadura de Cerveza no contiene alcohol, lactosa o gluten, ni ninguna clase de conservante o colorante, siendo un complemento alimenticio adecuado para los celíacos y las personas con intolerancia a la lactosa.

La dosis aconsejada de levadura de cerveza son dos o tres cucharaditas al día y está contraindicada en caso de colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, e infecciones producidas por hongos.

Recuerde que los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutivos de una dieta equilibrada y un modo de vida sano. No superar la dosis diaria recomendada. Mantener fuera del alcance de los niños. Conservar en lugar seco fresco y seco, y recuerde que es conveniente consultar a su médico antes de tomar cualquier suplemento natural.

La información contenida en este artículo tiene un carácter informativo y/o divulgativo. Consulte siempre con su especialista.

Síguenos en Facebook.