Kinesiotape y Cross tape

Herbolario Rama aplica Kinesiotape y Cross tape (Vendaje Neuromuscular) como complemento a nuestras terapias

Seguro que has visto a personas con una o varias tiras elásticas, de diversos colores, adheridas (pegadas) sobre la piel. Son Vendas de Kinesiotape o Vendaje Neuromuscular (también llamado Taping Neuromuscular, Kinesiology tape o Kinesiotape).

Existen también los cross tape o spiral tape, vendas cruzadas formadas por cintas cruzadas en forma de malla a modo de parche con forma tipo rejilla.

Ambas son técnicas de origen oriental (Corea y Japón), que el terapeuta coloca en ciertas partes del cuerpo para solucionar problemas y dolores musculoesqueléticos mejorar una lesión.

Ambas se colocan sobre la zona afectada con el objetivo de no limitar el movimiento, puesto que el movimiento y un correcto aporte sanguíneo y linfático contribuyen a la recuperación de la lesión y a eliminar dolores o problemas musculares. Por ello, el paciente puede hacer su vida habitual, acelerándose la recuperación. Son Técnicas muy utilizada para tratar a deportistas puesto que les permite seguir compitiendo y recuperarse más rápidamente de sus lesiones.

A diferencia de los vendajes tradicionales, el Kinesiotape y cross tape tratan problemas en la articulación y/o el músculo, sin restringir los movimientos de éstos.

Concretamente:

Al reducir la presión sobre las terminaciones nerviosas encargadas de detectar el dolor, elimina o alivia los dolores músculoesqueléticos. Ayuda a aumentar la circulación en la zona dolorosa, elimina los desechos tisulares y mediadores inflamatorios acumulados, aliviando el dolor. La analgesia se produce por  el hecho de que la tela del Kinesiotape-cross tape, al formar pliegues cutáneos, aumenta los espacios intersticiales, separa la epidermis de la fascia superficial y profunda contribuyendo a liberar la presión sobre los mecanorreceptores y nociceptores hipersensibles, disminuyendo las aferencias dolorosas.

-Estas Técnicas logran una mejora muscular en la zona afectada de manera biomecánica, sujetando los músculos y ofreciendo estabilidad al músculo y a las articulaciones, de esta forma, este vendaje ayuda a mejorar la contracción del músculo debilitado (ya sea por lesión o por infrautilización).

-También ayudan a reducir la inflamación y mejorar la circulación sanguínea y la evacuación linfática. Al ir adheridas o pegadas, levantan la capa de la piel haciendo que haya más espacio debajo de ella para que pase mejor el flujo sanguíneo y los fluidos linfáticos, lo que contribuye a eliminar las sustancias de desecho del organismo.

En los primeros minutos, puedes sentir picazón debajo de la venda, si persiste por más tiempo el picazón, se debe quitar la venda.

Las cintas son resistentes al agua y poseen un adhesivo hipoalergénico que puede llevarse pegado durante varios días. Después de la ducha, no secar la venda con aire caliente (secador de pelos), provocarás que la venda se adhiera demasiado a la piel y tener dificultad a la hora de quitarla. Por ello, ha de secarse la venda con toquecitos de toalla.

Para quitarlo con menos dolor, es mejor mojarlo previamente y tensar la piel quitándolo en la dirección del vello.

Se considera contraindicada su aplicación en caso de existir heridas; alergias; pieles frágiles o irritadas; quemaduras solares; enfermedades de la piel tipo psoriasis o neurodermatitis; traumas severos; trombosis; edemas de origen cardíaco o renal (dinámico); cáncer y metástasis; diabetes o embarazo.

Como siempre, síguenos en Facebook.

 

 

 

Deja un comentario