Hueso de Albaricoque

Hueso de Albaricoque

El Albaricoque (también conocido con el nombre de damasco), es una fruta que en España podemos empezar a comer desde mediados de abril hasta finales de agosto.  En su interior encontramos el Hueso de Albaricoque (semilla).

El Hueso de Albaricoque es rico en azúcares naturales, proteinas grasas, calciovitamina A, una buena fuente de las vitaminas del complejo B, vitamina B 17, conocida también como Ácido para-aminobenzoico o Laetril, y que tiene propiedades antioxidantes..

Las semillas del Hueso de Albaricoque tienen un sabor amargo, siendo de color  beige y marrón.

La comunidad Hunza llevan consumiendo semillas de Hueso de Albaricoque desde hace siglos (se trata de la comunidad mas estudiada hoy en día por nuestros científicos a nivel mundial ya que son los mas longevos de este planeta).

En este país, donde no se conoce el dinero, la riqueza de una persona se mide en árboles de damasco (Albaricoque). Casi todos los almuerzos se culmina consumiendo unas 30 o 50 semillas de Albaricoque como postre. 

Por su contenido en vitamina B 17 y sus propiedades antioxidantes, podría prevenir la aparición de células cancerígenas. Es muy importante masticar lentamente las semillas de albaricoque y conservarlas en la boca el tiempo necesario hasta que se licuen. Lo ideal es comer dos semillas por hora a lo largo del día.

La vitamina B 17 es hidrosoluble (se disuelve en agua) y no es tóxica. Hay quienes sienten algo de náusea cuando comen muchas de una vez, de manera semejante a como sucedería si bebieran grandes cantidades de agua salada. En tal caso se aconseja reducir la cantidad que se toman cada vez y que se aumenta la frecuencia.

Conviene tomar las semillas de del Hueso de Albaricoque junto con Enzimas de Papaya y Vitamina C.

Las semillas o Hueso de Albaricoque ayudan a aumentar las defensas pues estimula el sistema inmunitario, ayudando al organismo a combatir  infecciones y enfermedades. También tiene efecto analgésico.

La vitamina B 17 es también un nutriente importante para la salud de la piel, ayudando a tratar diferentes problemas relacionados, como por ejemplo en caso de la seborrea y los eccemas.

Por la presencia de vitamina B17, en caso de tener altos los niveles de presión arterial, el Hueso de Albaricoque es útile para rebajarlos.

Además, en dosis habitual, las semillas del Hueso de Albaricoque ayudan a combatir el estreñimiento, mejorando el buen tránsito intestinal y el movimiento intestinal regular.

Conviene descansar la toma de las semillas.

Se aconseja triturar las semillas y comerlas mezcladas con algo de comida para enmascarar el sabor amargo. También se pueden comer enteras.

Recuerde que los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutivos de una dieta equilibrada y un modo de vida sano. No superar la dosis diaria recomendada. Mantener fuera del alcance de los niños. Conservar en lugar seco fresco y seco, y recuerde que es conveniente consultar a su médico antes de tomar cualquier suplemento natural.

La información contenida en este artículo tiene un carácter informativo y/o divulgativo. Consulte siempre con su especialista.

Síguenos en Facebook.

 

Deja un comentario