Diente de León o Achicoria Amarga

Hoy Herbolario Rama te presenta el Diente de León o Achicoria Amarga (o corona de fraile). Hablaremos de sus propiedades y beneficios.

Destaca por sus propiedades diuréticas, depurativas, laxantes, colagogas (produce la secreción de bilis), antirreumáticas, tónicas, cicatrizantes, antibiliosas y hepatoprotectoras.

El nombre científico del Diente de León proviene de los vocablos griegos “taraxos” que significa enfermedad y “akos” que significa remedio; su nombre en conjunto “remedio de las enfermedades”.

Las hojas y flores son nutritivas y se pueden usar como alimento, si bien es la raíz la parte de la planta que más se utiliza en herboristería, puesto que es la que tiene propiedades diuréticas, aperitivas, laxantes y depurativas.     

Las hojas tiernas y frescas de diente de león tienen un contenido bastante alto de vitamina A, calcio y potasio; también son buena fuente de hierro, cinc, boro, sodio y de vitaminas B, C y D.

Es un suplemento ideal para desintoxicar el organismo, purificando y fortaleciendo la sangre, elimina el ácido úrico y regula la tensión arterial.

La infusión de Diente de León es muy útil para tratar situaciones en que se necesite aumentar la eliminación de líquidos del organismo, como por ejemplo el exceso de acido úricocálculos renales y gota. Al ser diurético natural, se aconseja en dietas de adelgazamiento.

Al estimular y purificar los riñones, es un remedio para infecciones urinarias y cálculos (piedras en los riñones). Eel Diente de León no disminuye el potasio en el cuerpo.

Es un tónico amargo y laxante suave: estimula el apetito y la producción de bilis.

Puesto que la salud de la piel se vincula al bienestar del hígado, el Diente de León es un remedio eficaz contra las afecciones hepáticas y, a la vez, se ha empleado como remedio para problemas que se deben a la acumulación de toxinas en el cuerpo (alivia la ictericia, hepatitis, congestiones del hígado, erupciones de la piel, eczema, psoriasis).

El Diente de León se recomienda para artritis, reumatismo y otros trastornos crónicos de las articulaciones y aliviar inflamación.

Por último, como hemos dicho, toda la planta es comestible y se ha usado como alimento. Las hojas se comen en ensalada o cocidas a vapor, las flores se comen crudas y se convierten en vino, de la raíz se prepara cerveza y una bebida parecida al café.

¿Cómo elaborar la Infusión con Diente de León?La infusión de Diente de León debe prepararse hirviendo un litro de agua mezclado con hojas y flores de esta planta durante 3 minutos. Luego se deja reposar y se cuela la infusión. Es recomendable consumir 2 a 3 tazas diarias.

Recuerde que los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutivos de una dieta equilibrada y un modo de vida sano. No superar la dosis diaria recomendada. Mantener fuera del alcance de los niños. Conservar en lugar seco fresco y seco, y recuerde que es conveniente consultar a su médico antes de tomar cualquier suplemento natural.

Síguenos en Facebook.

 

Deja un comentario