Canela

Canela

La Canela procede de la corteza inferior de un árbol originario del sur de la India y Sri Lanka (antigua Ceilán). Desde allí, se ha extendido por todo el mundo debido a su característico aroma y sabor en comidas y bebidas.

Además de usarse para aromatizar platos, tiene propiedades medicinales y ya era utilizada por los antiguos egipcios, los griegos y romanos.

La aplicación más extendida de la Canela es para mejorar los procesos digestivos, por eso se usa con frecuencia en la cocina. Tonifica el estómago y reduce y alivia los gases, las náuseas y la acidez.

Además, la Canela tiene propiedades antisépticas, bactericidas, antiparasitarias y antimicóticas, antiinflamatorias y expectorantes, reduciendo la fiebre, por ello se utiliza en casos de enfermedades respiratorias: resfriados, asma, bronquitis y gripe.

Masticar diariamente Canela en rama, ayuda a combatir las caries y las bacterias causantes del mal aliento, recomendándose usar Canela de buena calidad.

En uso externo, es útil para combatir hongos en los pies (pié de atleta) y uñas. Para ello, hacer una infusión con 2 cucharadas de Canela por vaso de agua y realizar baños en el pié afectado.

Se utiliza también en el caso de ciertas enfermedades relacionadas con el sistema circulatorio (sobre todo, circulación periférica), previniendo la formación de trombos.

Pero, sin duda, el uso más habitual en la actualidad, es para ayudar a regular el nivel de azúcar en sangre, resultando muy eficaz contra la diabetes, comprobándose también que coadyuva a mantener los niveles adecuados de colesterol y triglicéridos.

En efecto, el consumo de Canela aumenta la sensibilidad a la insulina, siendo, además, un potente antioxidante. En el caso del colesterol y los triglicéridos, sus beneficios están relacionados con el hecho de que ayuda a sintetizar los hidratos de carbono consumidos para evitar que estos se conviertan en tejido adiposo, reduciendo el riesgo de sufrir arteriosclerosis.

Chupando una ramita de Canela, calmarás el dolor en la lengua provocado por comer o beber cosas muy calientes.

Pese a sus innumerables cualidades y propiedades, cuenta con algunas contraindicaciones:

–No usar durante el embarazo.

–Tampoco deben tomarla las mujeres que estén intentando quedarse embarazadas.

-No debe ser tomada por niños menores de dos años.

–Tomada en exceso (tomada en grandes cantidades) puede provocar irritación  inflamación de la mucosa bucal, dificultad respiratoria y ataques convulsivos.

–No debe ser tomada por personas que sigan tratamientos con anticoagulantes orales ya que pueden potenciar el efecto de estos medicamentos.

Recuerde que los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutivos de una dieta equilibrada y un modo de vida sano. No superar la dosis diaria recomendada. Mantener fuera del alcance de los niños. Conservar en lugar seco fresco y seco, y recuerde que es conveniente consultar a su médico antes de tomar cualquier suplemento natural.

 

Síguenos en Facebook.

Deja un comentario