Arcilla Verde

Hoy en Herbolario Rama vamos a hablar de las propiedades de la Arcilla verde

Si bien toda Arcilla tiene numerosas aplicaciones terapéuticas en la piel (propiedades desinfectantes, desintoxicantes, depurativas y calmantes), la Arcilla Blanca, Arcilla Roja o Arcilla Verde tienen diferente composición y por ello unas son más idóneas que otras para determinadas aplicaciones.

La Arcilla Verde es la más idónea para tratamiento de pieles grasas o acnéicas. Contiene aproximadamente un 50% de silicio y un 14% de aluminio, y un pH ligeramente alcalino. Tiene propiedades antiinflamatorias muy elevadas y se usa externamente por su alto poder absorbente que la hace muy adecuada para la cura del acné y eczemas. En efecto, la Arcilla Verde absorbe las impurezas de la piel y tiene propiedades desinfectantes, por lo que es recomendable para pieles grasas y, por tanto, para tratar problemas de acné, depurando la piel, estimulando su limpieza, refrescando la piel e impidiendo la posible proliferación de bacterias.

Lo ideal es aplicar la Arcilla Verde, en polvo, en forma de emplasto o mascarilla, mezclándola con agua (mejor si es agua de mar o con Sal del Himalaya) hasta conseguir una pasta cremosa que aplicaremos directamente sobre la piel. Se deja que actúe durante 20 minutos, aproximadamente, y, posteriormente, se retira con abundante agua. Finalmente podemos tonificar la piel con agua floral y aplica una crema natural que hidrate y nutra la piel.

Si lo prefieres, como dijimos al hablar de la Arcilla Roja, puedes mezclar la Arcilla Verde en polvo con Aceites Vegetales o Aceites Esenciales. Con Aceites Vegetales (Caléndula, Rosa Mosqueta,…) , en proporción de una cucharadita pequeña de arcilla mezclada con una cucharada grande de Aceite Vegetal, resulta un tratamiento ideal para utilizar la Arcilla Verde como exfoliante natural suave en caso de pieles sensibles. Simplemente extiende la mezcla por la piel realizando suavemente pequeños círculos para estimular el crecimiento celular de la epidermis e intentar regenerar el tejido dañado.

Por último, como dijimos con la Arcilla Roja, conseguiremos aumentar los efectos beneficiosos de la Arcilla Verde si la exponemos a los rayos del sol durante unos minutos antes de su aplicación.

Síguenos en Facebook.

Deja un comentario