Arcilla Blanca o Caolín

Hoy, en Herbolario Rama, hablamos de la Arcilla Blanca o Caolín.

La Arcilla Blanca o Caolín es una sustancia terapéutica: desinfectante, revitalizante, remineralizante, calmante, etc. Es la más fina de todas las arcillas, siendo la más indicada para uso interno (combate las fermentaciones e intoxicaciones intestinales y regula el tránsito intestinal).

La ingesta de Arcilla Blanca por vía interna es excelente por su capacidad de absorber bacterias y virus existentes en el sistema digestivo. También absorbe gases, toxinas, por lo que es útil en caso de hinchazón o intoxicaciones alimenticias.

Es muy interesante como protector gástrico, ayudando en caso de acidez, quemazón de estómago, úlceras…regulando la acidez y el pH. Además, es cicatrizante y antiinflamatoria, protegiendo las mucosas.

Como ya hemos visto en anteriores entradas, todas las arcillas tiene propiedades muy similares, pero cada una suele estar indicada con fines determinados. Sobre las Aplicaciones de Arcilla Blanca, veremos su Uso Interno y Uso Externo:

 USO INTERNO: Las arcillas se usan de manera interna debido a su acción desintoxicante y por su gran composición en oligoelementos.

Para el uso interno, primeramente, debemos mirar las Contraindicaciones o precauciones para No usarla por vía interna en los siguientes casos:

  • Oclusión intestinal
  • Estreñimiento.
  • Hipertensión.
  • Hernia hiato.
  • Si se ingieren laxantes. Los laxantes contienen parafina y mezclado la arcilla pueden crear oclusiones.
  • Si se consume algún tipo de medicación. La arcilla puede interferir o influir en los componentes de la medicación.
  • Si se toma homeopatía, se debe consultar al homeópata ya que la arcilla puede interferir en algunos casos.
  • No usar durante el embarazo.

Para uso interno, usaremos solo una Arcilla Blanca ya envasada y preparada para uso interno.

BENEFICIOS E INDICACIONES:

  • Como preventivo de carencias en sales minerales y oligoelementos.
  • Ayuda al equilibrio endocrino, sobre todo en las glándulas endocrinas y suprarrenales.
  • Trastornos digestivos; (colitis, gastritis, acidez de estómago, etc).
  • Problemas de piel: casos de acné, quistes sebáceos, psoriasis, etc.
  • Eliminación de toxinas: indicado en caso de dietas adelgazantes, celulitis, halitosis, etc.

MÉTODOS DE INGESTIÓN: Disolveremos una cucharadita (tamaño café) de arcilla blanca en un vaso de agua mineral. Lo dejaremos reposar varias horas. Se recomienda dejarlo reposar toda la noche y beber solo el agua, preferentemente en ayunas, por las mañanas y por la noche.

USO EXTERNO:

La Arcilla Blanca es usada mayoritariamente en usos cosméticos. Tiene un alto porcentaje de silicio y aluminio, aplicándose como mascarilla ayudando a las pieles con estrías. Además, purifica la piel, corrigiendo los poros dilatados y consiguiendo exfoliar la piel.

Está especialmente indicada para pieles secas, pieles maduras, actuando como renovador celular al ejercer como micropeeling sobre la piel, remineralizando la epidermis.

Al ser no alergizante, está muy indicada incluso para niños y es muy tolerada por pieles muy sensibles o intolerantes. Por sus propiedades cicatrizantes y antisépticas, puede utilizarse por pieles irritadas.

-En Enjuagues bucales, (gargarismos) realizando una mezcla de  una cucharada sopera de arcilla en medio litro de agua mineral caliente sin hervir. En enjuagues bucales, tiene efecto anti-inflamatorias y bactericidas.

Para realizar enjuagues y gargarismos, disolveremos una cucharita de arcilla apta para ingestión en dos vasos de agua templada. Añadimos otra cucharada de sal marina y removemos bien. Una vez disuelto, haremos gargarismos (muy útil en casos de amigdalitis, faringitis, dolor de garganta, etc) o enjuagues bucales (en caso de aftas, heridas, flemones, problemas de encías y como preventivo de algunas afecciones).

-Otro uso externo de la Arcilla Blanca, sería a modo de Mascarilla o emplasto facial, aconsejándose poner una cucharada sopera de arcilla blanca en un recipiente (no metálico ni de plástico) y añadir poco a poco agua ó infusiones, hasta obtener la consistencia deseada, resultando una mascarilla de consistencia firme, no líquida pero tampoco debe hacerse demasiado espesa. Aplicar una fina capa sobre la cara y cuello, evitando el contorno de ojos y labios, dejar que actúe unos 10 minutos y retirar con agua tibia antes de que seque totalmente. Posteriormente se puede aplicar una crema hidratante.

Para uso como mascarilla o emplasto facial, la Arcilla Blanca puede usarse sola (mezclada con agua hasta que conseguir una textura cremosa), aplicar y deja actuar durante 20 minutos. Por último se retira con agua abundante, aplicar natural y una  crema natural hidratante y nutritiva.

También, como mascarilla o emplasto facial, la Arcilla Blanca puede usarse con otros ingredientes naturales (Aceites Vegetales y Aceites Esenciales), reforzándose la acción de la arcilla.

Por tanto, Arcilla Blanca está especialmente recomendada en el tratamiento de pieles secas, envejecidas o con arrugas, teniendo efecto tensor o de lifting natural. Además, aporta a la piel minerales y otros nutrientes, baja la inflamación, descongestiona, depura las capas profundas de la piel y estimula la regeneración del tejido

Para tratar pieles secas o envejecidas, usar, preferentemente, Aceite Vegetal de Aguacate, Germen de Trigo, Argán, Manteca de Karité o Cacao, Almendras, etc. Sobre el uso de Aceites Esenciales, tener en cuenta que su aplicación requiere dosis muy reducidas (gotas), diluidos en Aceites Vegetal. Los Aceites Esenciales más indicados para hidratar las pieles secas son de Lavanda, Jazmín, Neroli (flor del naranjo)

-Otro uso externo de la Arcilla Blanca, sería para casos de retención de líquidos, celulitis, piernas cansadas o varices, aplicando la Arcilla Blanca en forma de emplasto mezclando la arcilla con agua hasta conseguir una textura cremosa, aplicar  en la piel, dejar actuar durante 15 o 20 minutos y retirar con agua abundante. Sus efectos son:

  • Genera frío
  • Descongestiona el sistema linfático y sanguíneo
  • Depura las zonas internas
  • Reduce la inflamación
  • Estimula la regeneración celular

 Igualmente, para estos usos, podemos mezclar la arcilla con Aceite Esencial de ciprés, geranio, lavanda, tomillo o menta, así como con Aceite Vegetal de Centella Asiática, sésamo o Rosa Mosqueta.

-Otro uso externo de la Arcilla Blanca, sería para casos de Tratamiento de pieles sensibles o dañadas: psoriasis, eccema, quemadura o herida. Para estos casos, la Arcilla Blanca es un bálsamo calmante y proporciona un alivio inmediato. Para ello, aplicaremos una mascarilla ligera o fluida y calmará el dolor, picos, proporciona frescor, baja inflamación y regenera el tejido.

Para estos efectos, podemos mezclar la Arcilla Blanca con Aceite esencial de lavanda, manzanilla, caléndula, neem, o Aceite Vegetal de sésamo.

-Otro uso externo de la Arcilla Blanca es como pasta de dientes natural evitando así los elementos químicos de las pastas comerciales. Para ello, podemos añadir a la pasta o emplasto aceite esencial de tomillo o salvia.

Recuerde que los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutivos de una dieta equilibrada y un modo de vida sano. No superar la dosis diaria recomendada. Mantener fuera del alcance de los niños. Conservar en lugar seco fresco y seco, y recuerde que es conveniente consultar a su médico antes de tomar cualquier suplemento natural.

La información contenida en este artículo tiene un carácter informativo y/o divulgativo. Consulte siempre con su especialista.

Síguenos en Facebook.

Deja un comentario