Archivo por meses: noviembre 2016

Fitoesteroles, para el colesterol

Fitoesteroles, para el colesterol

Se trata de Esteroles vegetales, Esteroles de las plantas. En efecto, los Fitoesteroles son esteroles naturales de origen vegetal, considerados alimentos funcionales al actuar controlando el metabolismo, en este caso, los Fitoesteroles controlan el Colesterol. Son, por tanto, esteroles naturales que ayudan a bajar el colesterol

Los Fitoesteroles, los encontramos, naturalmente, en alimentos como maíz, girasol, soya-soja, nueces y cereales en general.

fitoesteroles-plus-30-capsulas

Puedes encontrar este producto en nuestro herbolario

Los Fitoesteroles son sustancias de origen vegetal que tienen una estructura similar al colesterol, e impiden que el colesterol proveniente de los alimentos sea absorbido por las células intestinales.

Estudios científicos avalan la utilización de sustancias naturales como los Fitoesteroles para el tratamiento del colesterol elevado (colesterol malo o LDL). Sigue leyendo

Magnesio

Magnesio

El Magnesio es un macromineral, componente, entre otros, del sistema óseo, de la dentadura…, encontrándose en más de 300 enzimas diferentes en el cuerpo, que son responsables de:

-La creación de ATP (trifosfato de adenosina) las moléculas de energía en   su cuerpo -La formación adecuada de huesos y dientes -La relajación de los vasos sanguíneos
-La acción del músculo del corazón -La función apropiada del intestino -La regulación de los niveles de azúcar en la sangre

Resultado de imagen de magnesio polvo

El Magnesio participa en la transmisión de los impulsos nerviosos, en la contracción y relajación de músculos, en el transporte de oxígeno a nivel tisular (tejidos) y participa activamente en el metabolismo energético.

El 60% de las necesidades diarias de Magnesio se depositan en los huesos, el 28% en órganos y músculos, y el 2% restante en los líquidos corporales.

La deficiencia de Magnesio afecta la forma en la que envejecen las células, por lo que, las consecuencias celulares de la deficiencia de Magnesio podrían conducir a enfermedades crónicas.

Las fuentes naturales de Magnesio se encuentra en los alimentos: cacao, semillas y frutas secas, germen de trigo, levadura de cerveza, cereales integrales, legumbres y verduras de hoja. También se encuentra, pero en menor cantidad, en carnes, lácteos y frutas.

Todos los alimentos procesados carecen de Magnesio. Por ello, cada vez más, la población padece de estreñimiento, debilidad, trastornos hormonales, nerviosismo, temblores, falta de apetito, osteoporosis, dolores crónicos, diabetes, estrés, ansiedad, depresión y muchos otros, que se podrían prevenir con el aporte habitual de Magnesio al organismo.

El Magnesio tiene, por tanto, múltiples acciones benéficas sobre el organismo, contribuyendo, también, a depurar la sangre, disuelve los depósitos de colesterol de los vasos sanguíneos, activa y moviliza los leucocitos, y favorece la producción de anticuerpos. Normaliza la presión arterial y ayudar a evitar paros cardíacos repentinos, ataques cardíacos y derrames cerebrales.

Previene y ayuda en estados de artritis, ya que el magnesio evita que el ácido úrico se deposite en las articulaciones. Previene y ayuda cuando padecemos osteoporosis, puesto que tiene acción fijadora del calcio.

El Magnesio, regula la digestión y combate el estreñimiento. Mejora la absorción de muchos nutrientes, entre ellos el calcio. Ayuda a mantener el calcio en las células para que puedan trabajar mejor. Es un potente relajante muscular y permite la mejor absorción y fijación del fósforo y calcio.

Equilibra el sistema nervioso, es un tranquilizante y relajante natural. Combate la depresión, estrés, ansiedad y el mal carácterAyuda a dormir mejor por la noche y a estar más alerta durante el día.

El Magnesio  es considerado como la fuente de energía del cuerpo y la mente. Si falta puede ocasionar enfermedades crónicas o graves. Por ello, mejora el rendimiento deportivo e intelectual. También mejora la memoria.

Se considera que también previene el cáncer y la formación de los cálculos renales,  previniendo problemas de próstata.

Alivia y sana dolores crónicos.

Ayuda a combatir y hasta sanar la diabetes.

Especialmente recomendado su consumo en estados carentes de magnesio (embarazos, lactancia, pubertad, vejez, ansiedad, calambres, tics, contracturas).

Es indispensable para mantener en buen estado y reparar el desgaste de los cartílagos, tendones y huesos. También para suplementar las dietas pobres en este elemento, previniendo infartos, depresiones, nerviosismo, hipertensión, vejez prematura.

Se puede tomar en comprimidos o en polvo.

Como siempre, recuerde que es conveniente consultar a su médico antes de tomar cualquier suplemento natural.

Síguenos en Facebook.