Archivo por meses: mayo 2015

Guaraná. Fuente de Energía

Guaraná Fuente de Energía.

El Guaraná crece en zonas húmedas de la cuenca alta del Amazonas, tomando su nombre de la tribu de indios guaraníes, que utilizan el Guaraná para elaborar una bebida que consumen con asiduidad.

Resultado de imagen de Guaraná dibujo

El Guaraná es una liana larga y flexible que produce un fruto que se asemeja a la avellana.

Este fruto contiene, entre otras sustancias, guaranina, que es una sustancia parecida a la cafeína y que produce un efecto estimulante en el organismo, aumentando el estado de alerta mental, la vigilia, promoviendo una mejor asociación de ideas y una mayor resistencia al cansancio. Es decir, el Guaraná activa el sistema nervioso y la creación de adrenalina, de forma que se convierten en un gran remedio para la fatiga.

Además, contribuye a mantener en buen estado el sistema renal, beneficia la circulación sanguínea, protege el sistema digestivo y mantiene el hígado en buen estado.

El Guaraná está indicado en caso de cansancio físico o astenia y fatiga. Como tónico y estimulante general, también es adecuado en caso de decaimiento o bajo estado de ánimo.

No es recomendable tomarlo a última hora de la tarde o por la noche, ya que puede alterar el sueño, salvo que se quiera trasnochar. No debe ser ingeridos por embarazadas, hipertensos, periodo de lactancia o menores de edad.

Recuerde que los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutivos de una dieta equilibrada y un modo de vida sano. No superar la dosis diaria recomendada. Mantener fuera del alcance de los niños. Conservar en lugar seco fresco y seco, y recuerde que es conveniente consultar a su médico antes de tomar cualquier suplemento natural.

Síguenos en Facebook.

Hidratos de Carbono

Herbolario Rama te introduce en el mundo de los Hidratos de Carbono,  glúcidos, carbohidratos o sacáridos.

Glúcidos

Glúcidos

Los Hidratos de Carbono, desde un punto de vista estrictamente nutricional, pueden clasificarse en:

  • Almidones o féculas: Se encuentran en los cereales, las legumbres, las patatas, el arroz, las pastas, el pan, etc. En los vegetales son las fuentes de reserva energética que almacenan en sus tejidos o en las semillas para poder disponer de ellas en momentos críticos como la germinación.  Para asimilarlos es necesario romper los enlaces que hay entre sus componentes principales y ésto se realiza durante la digestión  mediante la acción de las amilasas (enzimas) que liberan las diferentes moléculas de glucosa. Estas amilasas están presentes en la saliva y en los fluidos intestinales. Para que los almidones puedan ser digeridos tenemos que someterlos a un tratamiento con calor (cocción, tostado, etc.).
  • Azúcares: se caracterizan por su sabor dulce. Pueden ser simples (monosacáridos) o complejos (polisacáridos). Están en las frutas (fructosa), la leche (lactosa), azúcar blanco (sacarosa), miel (glucosa + fructosa), etc.

Los azucares simples o monosacáridos (glucosa, fructosa y galactosa) se absorben en el intestino sin necesidad de digestión previa, lo que los hace una fuente muy rápida de energía y el nutriente principal de las células del cuerpo humano a las que llega a través de la sangre.

Los azucares complejos (sacarosa, azúcar blanco refinado), Sigue leyendo