Archivo por meses: enero 2015

Árnica

Árnica

El Árnica es un remedio de fitoterapia para tratar el dolor y la inflamación. Por su efecto Analgésico, puede usarse para tratar cualquier dolor, siendo un antiinflamatorio natural. El Árnica actúa aliviando las tensiones musculares y controlando los derrames tras un golpe.

Resultado de imagen de arnica

La forma habitual de uso del Árnica es aplicada externamente en formato de aceite, pomada o crema, siendo ideal para curar moretones (tiene propiedad rubefaciente, es decir, de estimular la circulación sanguínea en la zona en que se aplica, por lo que reduce la formación de hematomas), para el cuidado de los goles, esguinces, dolor de músculos, hinchazones y en general, todas las dolencias que tengan que ver con problemas de huesos, tendones o músculos (como, por ejemplo, la artritis reumatoide).

Externamente, se utiliza, por tanto, para casos de golpes o contusiones: previene aparición de hematomas, chichones y, además, disminuye el dolor.

Para casos de congelaciones, si existe ampollas no abiertas, produce efectos antiinflamatorios y antibacterianos, y reduce la sensación de dolor.

También se utiliza en caso de desgarros o distensiones y dolores musculares; moretones en los ojos; esguinces y luxaciones; artritis reumatoide; estrías del embarazo; úlceras no abiertas, eccemas de le piel y acné.

El Árnica podemos utilizarlo, por vía externa, directamente sobre la piel o como base para una serie de aceites esenciales (como la gaulteria).   Sigue leyendo

Chlorella

Chlorella

De nombre común clorela, proviene del griego cloros: verde y del sufijo diminutivo latino -ela: “pequeño”, es un alga ideal para la Eliminación de toxinas.

Es un alga verde unicelular de forma esférica y de alrededor de 2 a 10 micras de diámetro, siendo el alimento con mayor porcentaje de clorofila (hasta cuatro veces más que la Espirulina, las espinacas y la ortiga) del planeta y uno de los alimentos más completos.

El alga Chlorella tiene, sobre todo, gran capacidad para eliminar las toxinas del cuerpo, desintoxicando el hígado, los intestinos y la sangre, siendo usada para acelerar la evacuación de metales pesados (mercurio, cadmio, plomo, ejemplo) del organismo humano.

La clorofila es una de las mejores sustancias para la limpieza del intestino y sistema linfático, el hígado y la sangre.

Chlorella es rica en fibra,  aumentando la acción peristáltica de los intestinos (movimientos peristálticos son parte del proceso de digestión), por ello es un coadyuvante ideal y natural en dietas de control de peso.

El alga Chlorella también refuerza nuestro sistema inmunológico. Chlorella es un refuerzo de energía para los atletas al estimular el crecimiento de células rojas en la sangre.

Además, contiene gran cantidad de proteínas vegetales y otros nutrientes esenciales (minerales y vitaminas). Contiene 19 aminoácidos (incluidos los esenciales), todas las principales vitaminas, excepto la vitamina D, y todos los principales minerales, así como betacaroteno, lo que le hace ser un gran antioxidante.

Es  rica en hierro de fácil asimilación, gracias a la presencia natural de vitamina C y clorofila, que ayudan al cuerpo a absorber el hierro; así como en fósforo (mineral que ayuda al cuerpo a absorber el calcio). La Chlorella es rica en luteína (pigmento natural que protege los ojos de la formación de cataratas).

En cosmética,  el extracto de Chlorella se utiliza en cremas por su poder de reparación de la piel dañada, puesto que alga Chlorella contiene una hormona que estimula el crecimiento natural y la regeneración celular.

En relación a posibles efectos secundarios, no existen contraindicaciones graves en las dosis recomendadas, tan solo puede existir fotosensibilidad en personas que tomen elevadas dosis de Chlorella o, en ciertas personas, puede llegar a formar gases y flatulencias debido al aumento del peristaltismo intestinal. En caso de tener estos síntomas interrumpir inmediatamente el consumo.

Tener en cuenta que, estos síntomas adversos, pueden deberse al proceso de desintoxicación del organismo, ya que el alga Chlorella es una gran depurativo en nuestro organismo (se recomienda en tratamientos con quimioterapia).

Además, al contener yodo, el alga Chlorella puede causar una reacción alérgica en personas sensibles al yodo.

Se recomienda no usar durante el embarazo y la lactancia.

Puede tomarse en sopas. ensaladas o zumos de frutas o vegetales.

De todas formas, como siempre, recuerde que es conveniente consultar a su médico antes de tomar cualquier suplemento natural.

Síguenos en facebook.